+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EMILIO LARA. ESCRITOR

«La vida del relojero Losada es oro puro»

 

«La vida del relojero Losada es oro puro» -

14/10/2017

E. GANCEDO | LEÓN

«No entiendo cómo hasta ahora no se ha rodado ninguna película sobre el relojero Losada». Lo dice y lo repite el escritor andaluz Emilio Lara, autor de la primera novela publicada sobre este insigne cabreirés, El relojero de la Puerta del Sol (Edhasa Narrativas Históricas), que dará a conocer el próximo día 25, a las 19.30 horas, en la Casa del Libro de Madrid (Gran Vía, 29). «La vida de este personaje es oro puro literario», asegura. El general Prim, Dickens, Lewis Carroll... y hasta la reina Victoria se asoman a sus páginas.

—¿Cómo surgió la idea de armar una novela en torno a la figura del relojero Losada?

—El año pasado, un compañero de trabajo me habló de Losada y me quedé de piedra. Fue un fogonazo. Un flechazo. Al instante me interesó su biografía y supe que ahí había una novela en potencia. Investigué sobre su figura, leí los escasos trabajos académicos que existen sobre él y comprobé que su vida era tan apasionante que no entendía cómo no se había rodado alguna película o escrito varias novelas. Y me propuse escribir sobre ese hombre tan fascinante sabiendo que la materia prima era oro puro.

—¿Qué fue lo que, en principio, más le llamó la atención de este personaje?

—¡Todo! La fuga de su casa paterna es algo épico, así como su lucha contra el absolutismo de Fernando VII. También me interesó cómo fue capaz de reinventarse una y otra vez, salir de la pobreza, exiliarse en Londres y convertirse en pocos años en un relojero afamado. Me pareció conmovedora ‘la tertulia del habla española’ que fundó en la trastienda de su relojería en Regent Street a la que acudían españoles de todas las ideologías para hablar en paz, sin que la política envenenase las charlas. El que los ingleses le encomendasen reparar el Big Ben indicaba su pericia técnica, pero sobre todo el que decidiese construir el reloj de la Puerta del Sol y donarlo al pueblo de Madrid me pareció una historia emocionante. Una historia única.

—¿De qué manera ha aunado los datos biográficos con la ficción literaria? ¿Se ha tomado muchas licencias creativas?

—Los datos ciertos que conocemos sobre su vida no son demasiados, pero me resultaron más que suficientes para abordar la novela. Por supuesto que me he tomado licencias literarias, pues se trata de una novela histórica, y por consiguiente, la narración exige una gran libertad creativa, aunque haya respetado no sólo los datos biográficos sino también los escenarios y el ambiente histórico donde desarrolló su existencia. Una vida tan interesante como la de Losada da pie a introducir a personajes de ficción, pero también a otros históricos como Prim, el general Cabrera, Dickens, Lewis Carroll o la reina Victoria, entre otros.

—¿Le fue muy complicado seguir la pista vital de Losada?

—Fue laborioso. Hay algunos datos contradictorios aportados por estudiosos locales y tuve que seleccionar los que me parecían más fiables y, dentro de ellos, entresacar los más idóneos para la novela. Hubo tres fuentes fundamentales, José Rodríguez Losada: vida y obra, de Roberto Moreno García; El reloj de la Puerta del Sol: vida y genio de su constructor Losada, de Luis Alonso Luengo, y Recuerdos del tiempo viejo, de José Zorrilla.

—Nacido en una remota aldea leonesa (¿por cierto, conoce la Cabrera?), oficial del ejército, huido de España, amigo de Zorrilla y Prim, gran inventor... ¿cuáles cree que fueron las grandes virtudes de Losada?

—No conozco la Cabrera, pero la conoceré porque al documentarme sobre el personaje he podido comprobar la belleza de su paisaje. Es una visita obligada. En cuanto a sus virtudes, yo destacaría su lucha contra el destino, su fuerza de voluntad, su genialidad creativa y su capacidad para sobreponerse a la adversidad y salir triunfante.

—¿Le parece que la figura de José Rodríguez Losada está hoy suficientemente valorada y recordada? Un colectivo leonés ha pedido que se le dedique una calle en Madrid, de momento sin éxito...

—Ni mucho menos es una figura tan reconocida como merece. Conozco la petición para que se le dedique una calle en Madrid y por supuesto que tiene todo mi apoyo. De hecho espero que esta novela sirva para dar a conocer al gran público a este español tan universal que tuvo que marcharse de su país para encontrar la libertad y tener la oportunidad de demostrar su valía. Y es que en demasiadas ocasiones, la historia de nuestra querida España se repite.

Buscar tiempo en otra localidad