+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PABLO PALLARÉS | SD PONFERRADINA

«No hacía una chilena desde benjamines»

El ariete valenciano se estrenó con un gol determinante ante el Pontevedra CF.

 

L. DE LA MATA -

31/10/2017

f. r. otero | ponferrada

Lo necesitaba tanto él como el equipo. Su gol de chilena es algo más que tres puntos. Es confianza para sí mismo y para el equipo, una forma de congraciarse con la afición, un impulso que se suma al logrado con el triunfo contra el Villarreal y permite a la Ponferradina abandonar el último puesto que había ocupado durante el fin de semana, además de no quedarse descolgada. Pablo Pallarés se estrenó como goleador en esta campaña. Aunque sigue estando observado con lupa por la grada, ayer cambió en 20 minutos los pitos por aplausos.

Con usted vamos de emoción en emoción...

—Bueno, la semana pasada acabé muy fastidiado por la derrota en Guijuelo y por la caída del equipo a puesto de descenso. Hay gente que piensa que los futbolistas somos mercenarios, pero yo cuando voy a un equipo, defiendo su escudo a muerte y soy de ese equipo como el que más. Por eso estaba llorando. En esta ocasión ha sido emoción de felicidad con ese gol en el último instante. Lo necesitábamos todos. Es la sensación de que necesitábamos una victoria como ésta para afrontar con la máxima confianza posible los dos importantísimos partidos de esta próxima semana. El partido del Villarreal también nos ha dado impulso y esperemos que no paremos, sigamos hacia delante y escalemos posiciones.

—¿Ese gol sirve como una reivindicación personal?

—Para nada. Es un gesto de rabia porque por fin salía algo al derecho. Llevábamos buscándolo desde hace mucho tiempo, pero las cosas no salían. Lo importante es que el equipo siga ganando.

—Y de marcar, hacerlo a lo grande: en el minuto 95 y de chilena...

—Sí; no hacía una chilena desde benjamines. Es de esos momentos en los que ves salir la pelota y dices «o hago la chilena o ya nada» y he tenido la suerte de poder marcar.

—¿Tuviste miedo de que el árbitro te pudiese anular el tanto por juego peligroso como se hace en muchas acciones de este tipo y ya en un momento como éste en el que se disputaba la prolongación de la prolongación?

—No porque he visto a Andy y he dicho «o la cabeza de Andy o el balón». He rematado y por suerte a Andy no le ha pasado nada... de milagro.

—Con todas las opciones que habéis tenido, sobre todo en la segunda parte, el gol ha llegado casi en la acción más compleja o complicada...

—Como se dice ahora, ha sido en el «noventa y Ramos». Es un gol de equipo y se ha visto cuando hemos marcado que todo el plantel y los técnicos nos hemos ido a abrazar porque era una victoria muy importante. ¡Ojalá sigamos así!

—Ahora viene un rival directo...

—Este triunfo no cambia nuestra realidad, aunque sí nos refuerza anímicamente. Llegan dos partidos muy importantes y hay que ganar como sea a la Gimnástica y al Unión Adarve.

Noticias relacionadas