+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ÁNGEL RIVERO ORDÁS | ENTREVISTA

«Nuestra gestión va a estar basada en la democracia, el trabajo y la honradez»

Rivero Ordás, es presidente de la Federación Territorial de Lucha Leonesa

 

Ángel Rivero, nuevo presidente de la Territorial de Lucha Leonesa. F. OTERO -

15/02/2018

JESÚS OBLANCA | LEÓN

Ángel Rivero Ordás es el nuevo presidente de la Federación Territorial de Lucha de Castilla y León, después de su elección en la asamblea celebrada en el Luchódromo.

—¿Cuál ha sido su primer pensamiento tras ser elegido nuevo presidente de la lucha?

—Ha sido un doble sentimiento de alegría y satisfacción. Al final el esfuerzo y la unión de clubes y luchadores/as ha tenido recompensa. Queremos caminar hacia un nuevo modelo de gestión basado en la democracia, el trabajo y la honradez. Pretendemos desterrar las malas artes que hasta ahora han imperado en esta Federación.

—¿Cuáles serán las primeras medidas y los primeros pasos que dará su junta directiva?

—Confeccionar un decálogo de actuación marcando las prioridades que debemos acometer cuanto antes. Atendiendo siempre a nuestro programa y teniendo en cuenta las fechas en las que nos encontramos. Estudiaremos cada asunto y reclamaremos la oportuna documentación en el traspaso de poderes.

—Afronta una legislatura corta, apenas dos años, ¿serán suficientes para poner en marcha todas las medidas que contempla en su programa?

—El programa que proponemos lo hemos elaborado de manera minuciosa, teniendo en cuenta las ideas y opiniones de todas las personas que formamos este grupo; también hemos analizado todas las variables que influyen en la gestión de la Federación Territorial de Lucha. Consideramos que es bastante ambicioso y somos conscientes de que la consecución de algunos de los apartados va a ser difícil, entre otras cuestiones, y como bien comentas, por la duración de la legislatura. No prometemos que vayamos a desarrollar íntegramente todo el programa. No vamos a caer en ese error, pero no cabe duda que lo intentaremos. En último término la consecución de algunos objetivos dependerá de las facilidades o de las trabas que nos encontremos por el camino.

—¿Para quién será su primera llamada como máximo responsable de la lucha?

—Una vez que el nombramiento sea definitivo, superados los plazos estipulados para posibles reclamaciones, que será si todo va bien el 19 de marzo, a la Diputación. Para presentarnos, agradecer la ayuda económica que siempre ha concedido a la lucha y que estoy convencido seguirán dando. Posteriormente, al Ayuntamiento de León, medios de comunicación…

— En este largo proceso electoral hemos oído críticas hacia su proyecto para la lucha: falta de sensibilidad para con la lucha femenina, poco apoyo para las luchas olímpicas, desinterés por los campeonatos de luchas tradicionales (luchas celtas). ¿Qué tiene que decir?

—Bueno, me remito simplemente al programa. Tanto la lucha femenina como las luchas Olímpicas tienen un apartado dentro del mismo. En cuanto a las luchas celtas, las valoramos como una actividad complementaria excepcional. No cabe duda de que la participación en este tipo de competiciones enriquece tanto a los asistentes como a la lucha leonesa. No obstante, consideramos también que es prioritario solucionar los problemas que tenemos aquí, que no son pocos; pero sin dejar de lado nunca a cualquier tipo de actividad que sirva para potenciar y engrandecer tanto a nuestra Lucha como a nuestros luchadores/as, monitores/as y árbitros. Sabemos perfectamente de quien vienen esas críticas y nos resulta sorprendente que alguien que no tiene programa ni equipo tenga la osadía de hacer esos reproches.

—En el apartado económico, ¿qué espera encontrar y cuáles serán sus primeras medidas a tomar?

—Un caos. Hay luchadores/as y otros colectivos que nos dicen que se les debe dinero. ¿Por qué no se les ha pagado? Esa es la pregunta que nos hacemos. Por eso, en el traspaso de poderes, pediremos que se nos explique. Si no es así tendremos que acudir a una auditaría institucional o externa. Cada cual es responsable de sus actos.

—Venimos de una gestión y de un proceso electoral que pueden haber afectado a la imagen de la lucha. ¿Qué medidas adoptarán para revertir esa situación?

—No cabe duda que este largo proceso de 16 meses ha hecho mella en la Lucha Leonesa, pero nuestra firme postura en todo momento era necesaria para que este proceso electoral tuviese final feliz y no se volviesen a salir con la suya con trampas, malas artes y todo tipo de artimañas a las que ya nos tienen acostumbrados. Hemos perdido 16 meses, pero no cuatro años más o quien sabe… El bagaje de los últimos años todos lo conocemos y un deporte como el nuestro no puede permitirse lo sucedido. Recuperar el tiempo perdido va a costar mucho trabajo y va a ser algo que no se va a producir de la mañana a la noche, sino que va a necesitar de un proyecto a largo plazo basado en la formación y la educación y que va a requerir de mucho esfuerzo.

—Con los apoyos que parece tener, ¿se siente fuerte para dirigir esta Federación?

—Ciertamente el hecho de que seis clubes hayan considerado que yo soy la persona idónea para encabezar este proyecto es algo que me llena de orgullo. Además, me da muchas fuerzas para afrontar este reto tan apasionante. El hecho de contar a priori con el apoyo de una gran parte de la asamblea va a propiciar que el trabajo y la toma de decisiones sea más sencilla.

—Ahora ya como presidente ¿qué mensaje quiere enviar a las gentes de la lucha?

—Sobre todo me gustaría mandar un mensaje de unión. Las líneas rojas que tenemos son pocas y muy concretas. Estamos abiertos a todas las personas que quieran involucrarse en este proyecto. Nuestro objetivo es trabajar por áreas y grupos de trabajo y consideramos que cuanta más gente esté comprometida en cada una de las áreas más fácil será la consecución de objetivos. De modo que dejamos la puerta abierta a todas las gentes de la lucha que quieran incorporarse a éste ilusionante proyecto.

—Para finalizar, tras su elección como presidente, ¿ha tenido ocasión de hablar con el otro candidato, Vicente Martín? ¿Qué se han dicho?

—Pues nada, porque nunca ha tenido la intención de acercarse a mí al final de la asamblea cuando se había celebrado la votación para elegir al presidente de la Federación Territorial de Lucha Leonesa. Lo más cerca que le vi fue al final de la votación para llevarse la urna.

Buscar tiempo en otra localidad