+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ADRIÁN BARBÓN secretario general de la federación socialista asturiana

«Sánchez tiene una sensibilidad especial con las cuencas mineras»

 

Adrián Barbón, el pasado fin de semana en Sahagún. ACACIO -

02/08/2018

maría j. muñiz | león

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana, que antes fue presidente de la Asociación de Comarcas Mineras (Acom), y alcalde de Laviana, mantiene una relación especial con Sahagún, donde su familia veraneaba cuando era niño. En su reciente visita a la zona reflexiona sobre el complicado futuro del carbón y las comarcas mineras, aunque rechaza desvelar las intenciones de la ministra de Transición Ecológica al respecto. Sólo señala que el presidente Pedro Sánchez tiene una «sensibilidad especial» y escucha el mensaje de las cuencas.

— ¿Ha mantenido ya algún contacto con la ministra de Transición Ecológica?

— Lógicamente, tengo una relación normal como secretario de la Federación Socialista Asturiana con todos los ministerios.

— Pero ¿ha hablado con Teresa Ribera sobre el carbón?

— Ribera y yo hablamos de muchas cosas, hemos tenido conversaciones, sí.

— En concreto del carbón, ¿qué postura del Gobierno le ha trasladado?

— La ministra ha sido clara sobre la transición, pero no suelo trasladar lo que a mí me dicen. Mi postura es conocida, sabemos que es necesario abordar la transición porque es una realidad que está ahí, ligada al cambio climático. Pero tiene que ser una transición justa para trabajadores, ciudadanos y territorios afectados. Y pactada con sindicatos, empresas y administraciones afectadas. Además de pautada y asumible.

— Su planteamiento es conocido, lo novedoso sería saber qué ha comentado la ministra.

— Yo sólo digo que el diálogo es fundamental, como la reunión del lunes con los sindicatos o la del presidente del Principado con el del Gobierno, al que trasladó la preocupación que tenemos en Asturias sobre cómo abordar la transición. Pedro Sánchez le ha escuchado atentamente. Esto es un proceso que no se resuelve en una conversación, hay que dedicar muchas horas de trabajo.

— En el caso de Asturias la minera privada tiene problemas como en León y otras zonas, pero la pública sigue funcionando, ¿no tiene los mismos problemas de rentabilidad, si no más?

— La minería en general, pero la privada en particular, tiene problemas derivados de los siete años de Rajoy. Si privas de las ayudas al carbón y del incentivo a la quema, provocas que las empresas entren en concurso. La pública tiene otro sistema de negociación, como plan de empresa. El presidente del Gobierno le trasladó al del Principado que iban a solicitar a Europa una flexibilización de la Decisión 787 (que establece el fin de la minería no rentable el próximo 31 de diciembre). Es verdad que estamos a cinco meses, y que es muy complejo modificar una decisión como esta, pero creemos que puede flexibilizarse en la devolución de ayudas en las empresas que hayan llegado a márgenes de rentabilidad.

— Las empresas eléctricas están tomando medidas de devaluación de sus activos térmicos y retraso de las inversiones medioambientales,... ¿Lo que está ocurriendo es una victoria de sus intereses?

— Estamos afrontando un debate sin contar con lo más importante, que es la decisión que va a adoptar al respecto la UE sobre las emisiones permitidas a las térmicas y la posibilidad de que reciban ayudas. Eso será fundamental para el futuro y la supervivencia de las térmicas. Ahora algunas empresas no están haciendo la adaptación, y a partir de 2020 será necesaris. En medio de este debate está también aquel planteamiento que hizo el Gobierno de la reforma de la Ley del Sector Eléctrico que está por ver si es legal. Es un tema muy complejo, que hay que abordar con tranquilidad. No puede ser una transición exprés, ni ejecutarse sin permitir la adaptación de los territorios ni que se decida precipitadamente.

— ¿Tiene sentido a estas alturas negociar un plan del carbón, teniendo en cuenta que los anteriores no se han cumplido?

— Los incumplimientos tienen dueño, el PP es el Gobierno que sistemáticamente ha incumplido. Pero sí es necesario, la transición ha de ser pautada. El avance hacia las renovables tiene que contar con una fuente de respaldo, que creemos que tiene que ser el carbón autóctono. Ahora hay gente que habla de defender el carbón, pero nunca le pone apellido. Eso no me gusta. Yo hablo del carbón de aquí. Por eso hay que establecer qué papel tiene que jugar y qué empresas tienen que quedar.

— La situación de despoblación de las comarcas mineras ¿permite seguir pensando en una alternativa económica real a estas alturas?

— Intentamos llegar a tiempo para que se genere. Y para eso tenemos también que ganar tiempo con el sistema actual.

— ¿Existe un frente político compacto entre Asturias y León en defensa de la minería?

— Tengo la sensación de que cada vez más hay una visión general, las automías afectadas tienen muchas similitudes. Y eso obliga a ir a una negociación común.

— Una de las formas de sensibilización a la población es la advertencia de cómo repercute la desaparición del carbón en la subida del recibo de la luz.

— Ese es un miedo que tenemos todos, porque entendemos que el carbón es un elemento regulador de los precios, frente a otras fuentes. Por eso creemos que tendrá importancia también en la industria electrointensiva. Y por eso la transición tiene que ser justa y pactada, para que la caída de determinadas fuentes de generación no provoque una subida de precios, eso sería dramático e inaceptable.

— Comienzan a dictarse sentencias en el caso del Soma, ¿de qué manera daña la imagen de un sector que ya está cuestionado fuera de las cuencas?

— Este proceso surge por una denuncia del sindicato minero, por tanto no sólo no daña su imagen, sino todo lo contrario.

— ¿Veremos a Pedro Sánchez acercándose a la mina?

— A la mina no lo sé, pero tengo claro que se va a acercar a León y a Asturias, y a Teruel, como siempre. Conozco al presidente, y sé que tiene una sensibilidad especial por las gentes de las cuencas. Está escuchando con mucha atención el planteamiento que le estamos haciendo desde los territorios mineros.

   
1 Comentario
01

Por Ramón 9:27 - 02.08.2018

¡¡Que tonteria¡¡ Todos los políticos, siempre han tenido especial sensibilidad hacía las cuencas mineras y también a sus votos.