+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Castilla y León opta por no subir impuestos

Del Olmo apuesta por la armonización fiscal Propone que la Comunidad tenga la misma calidad de los servicios que el resto.

 

Juan Carlos de Margarida, decano del Colegio de Economistas de Valladolid, y Pilar del Olmo. GARCÍA -

19/01/2017

efe | valladolid

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, aseguró ayer que «no es necesario subir los impuestos», sino que se deben hacer políticas económicas adecuadas para que haya más personas cotizando, y reclamó una armonización fiscal.

Del Olmo, que inauguró ayer la jornada sobre Financiación Autonómica organizada por el Colegio de Economistas de Valladolid, valoró la Conferencia de Presidentes celebrada el martes, en la que se acordó iniciar la reforma del modelo de financiación que, en un mes, debatirán expertos de las diferentes comunidades autónomas.

Según la consejera, esa Comisión trabajará en la reforma de un modelo bajo los principios que se corresponden al acuerdo alcanzado el pasado mes de abril entre el Gobierno autonómico y todos los Grupos Parlamentarios y que lo que pretenden es «tener una financiación suficiente y justa».

«Queremos una comunidad autónoma en la que los ciudadanos tengan la misma calidad de servicios que en el resto», añadió Del Olmo, quien señaló que «ya era hora» de que se iniciara la reforma de un modelo de financiación que «ha sido malo para Castilla y León, oscuro y opaco».

En este sentido, advirtió de que dicho modelo «no ha permitido financiar los tres grandes servicios públicos como son la sanidad, la educación y los servicios sociales, ya que ha habido un déficit de financiación de 400 millones de euros, puesto que no se han tenido en cuenta los costes reales de gasto de estos servicios».

«El nuevo modelo va a hacer, por fin, un estudio de esos costes de la prestación de servicios, porque hasta ahora ha habido mucha política pero poco cálculo de las necesidades de las comunidades autónomas», destacó Del Olmo, quien recordó que el modelo de 2002 fue incluso mejor, a pesar de que derivó del coste de las transferencias.

Tal y como subrayó, en ese sistema de 2002, «el peso medio de Castilla y León fue del 7,3% del total de recursos que se repartieron entre las comunidades autónomas», mientras que con el actual la media bajó al 6,5% y, «desde 2010 en que se instauró, hasta 2014, se ha perdido un 5% de los recursos».

Al respecto, apuntó que «la causa no ha sido la crisis», ya que el PIB de España disminuyó un 3,7% y los tributos por ingresos crecieron casi un 10%, de ahí que considere fundamental que el nuevo modelo «se reforme teniendo en cuenta los costes reales de los servicios públicos de cada comunidad».

Para Del Olmo, «para tener más ingresos no es necesario subir impuestos, sino crear más actividad económica y empleo, y conseguir que más personas puedan cotizar», y apostó por una «amortización fiscal, bien al alza o a la baja» porque, en su opinión, «no puede haber una competencia fiscal injusta».

Así, abogó por una «homegeneidad fiscal», una «especie de ingresos mínimos para todas las comunidades y coordinación a la hora de establecer tributos o de rebajarles», es decir, que cada comunidad contribuya de acuerdo a su capacidad económica, lo cual cree que «no es una utopía».

Finalmente, Pilar Del Olmo confesó que «ya tiene en mente» al experto que participará en la Comisión que abordará la reforma del modelo financiero, que es «la persona que mejor va a defender los intereses de Castilla y León», que es el criterio principal, lo que decidirá el Gobierno regional antes de un mes.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla