+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un cazador asesina a dos agentes rurales en Lérida al pedirle la documentación

El presunto autor, que no tenía licencia para el arma, llamó a los Mossos d’Esquadra .

 

22/01/2017

c. reino | barcelona

Duelo y conmoción en la localidad leridana de Aspa, donde dos agentes rurales de la Generalitat fueron asesinados ayer por un joven cazador de Vacarisses (Barcelona). El trágico suceso tuvo lugar en la carretera comarcal LV-7021 sobre las nueve de la mañana. Los dos agentes patrullaban por la zona y pararon al presunto autor del crimen en un control rutinario. Las víctimas hacían una inspección rutinaria por una zona autorizada para la caza de tordos. Pidieron la documentación del arma al cazador, no la tenía y el hombre respondió de forma «violenta, homicida, fuera de sí», según reveló el consejero de Interior, Jordi Jané.

El consejero cortó de raíz todo tipo de especulación sobre las posibles razones de los sangrientos hechos. «No estamos ante ningún accidente. Es un doble homicidio, un hecho criminal. Una persona ha matado a dos agentes rurales», aseguró con contundencia.

El relato de los Mossos d’Esquadra fue que el hombre disparó a los guardias rurales después de una discusión, en la que le requirieron su licencia de armas y constataron que no tenía el permiso reglamentario. El cazador cogió su escopeta deportiva y presuntamente mató a los dos agentes de tres disparos a la cabeza. Fue el presunto homicida quien llamó a los Mossos d’Esquadra.

Hacia las 11 de la mañana, la Policía autonómica detuvo al presunto autor del doble asesinato, que se «autoinculpó», según avanzó el consejero de Interior. Jané desveló que el presunto doble homicida, que será puesto a disposición judicial mañana, no tenía permiso para la escopeta que llevaba y con la que supuestamente cometió el doble crimen.

El consejero precisó que sí tenía licencia de tipo D, que autoriza para el uso de rifles para caza mayor, pero no la de tipo E, la que precisa la escopeta larga de cartuchos que portaba, de marca Benelli y con la que causó la doble tragedia. Queda en el aire por qué el presunto homicida utilizó una escopeta que ya no era suya (la había vendido), y que ahora estaba a nombre de otro cazador. Jané dijo que la Guardia Civil, que es quien tiene competencias en las licencias de armas, deberá determinar esta parte de la investigación.