+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cifuentes se posiciona pese a que su propuesta de primarias no es bien recibida

 

11/01/2017

r. gorriarán | madrid

La propuesta de un militante un voto para elegir al líder del PP cosechó un rechazo casi general entre las organizaciones territoriales del partido, pero sirvió de rampa de lanzamiento con la vista puesta en la sucesión de Mariano Rajoy a su promotora, Cristina Cifuentes. La presidenta de la Comunidad de Madrid negó que la enmienda que presentará en el congreso de su partido sea «un reto» a Mariano Rajoy, y quien quiera hacer esa lectura, subrayó, sólo tiene «ganas de enredar». Pero no es menos cierto que el nombre de Cifuentes adquirió un protagonismo que no tenía en el debate interno de los populares.

Es muy probable que la iniciativa de que el presidente del PP sea elegido por el voto directo de los militantes en primera y segunda vuelta no obtenga el apoyo necesario para ser debatida en el pleno del congreso que se celebrará del 10 al 12 de febrero. Se requiere el respaldo del 10% de los compromisarios, y por las reacciones recogidas hasta el momento el listón parece lejano. Solo el PP de Baleares, y algún dirigente aislado, como el portavoz en el Parlamento vasco, Borja Sémper, se mostraron partidarios de la idea. Un posible aliado, el PP de la Comunidad Valenciana, de momento, calla; y aunque el plazo para la presentación de enmiendas se cierra el próximo lunes, es improbable que Cifuentes logre apoyos suficientes para que las primarias sean debatidas en el pleno. El rechazo, en cambio, fue una avalancha, eso sí, envuelta en buenas palabras y sin descalificaciones.

«Mejorable»

La presidenta autonómica y de la gestora del partido en Madrid no se echó para atrás y mantuvo su enmienda porque aunque el sistema actual es «muy interesante» es «mejorable». La fórmula de la dirección es la de primarias entre los militantes en primera vuelta para elegir a los compromisarios, mientras que en la segunda solo votan los delegados en el congreso para elegir al presidente del PP.

A lo que no está dispuesta, según dijo, es a que alguien vea en su movimiento un «desafío» a Rajoy, al que mostró su más cerrado respaldo presente y futuro. Cifuentes es uno de los nombres que forman el póker de posibles aspirantes a la sucesión.

Buscar tiempo en otra localidad