+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Díaz se mantiene como favorita entre la vieja guardia del partido

La andaluza nunca ha ocultado su ambición, pero no ha dado el paso.

 

Álvarez Courel, Tino Rodríguez, Díaz y Julio Villarrubia, junto a otros miembros del comité. R. P. VIECO -

15/01/2017

colpisa/efe | madrid

La historia de la presidenta de la Junta de Andalucía en la carrera por la secretaría general del PSOE ha sido en los últimos dos años y medio un amagar y no dar constante. Nunca ha ocultado su ambición, pero siempre ha acabado dando un paso al lado, bien por eludir una competición reñida, bien por no dejar descabezado al PSOE andaluz («la columna vertebral» del partido en España, dice ella) en momentos electoralmente delicados. Esta vez, todo apunta a que no será así.

Susana Díaz no ha confirmado aún su intención de optar a liderar el partido, pero su implicación en la caída de Pedro Sánchez y el papel desempeñado por su federación resultan elocuentes.

Cuenta con el respaldo de la vieja guardia y los barones con mayor poder institucional:el extremeño, Guillermo Fernández Vara; el asturiano Javier Fernández; el castellano-manchego, Emiliano García-Page; el aragones Javier Lambán y el valenciano Ximo Puig. Y parte con una ventaja indudable; su federación es la más unida de todo el partido y la que mayor número de afiliados posee, en torno a un cuarto del total.

En su contra, está el profundo rechazo que despierta en parte de la formación. Sus críticos, entre los que se encuentran casi una decena de líderes territorales, antiguos miembros de la ejecutiva y cuadros medios de distintas federaciones dicen que se ha ganado la fama de «madrastra de Blancanieves» y cuestionan su tirón fuera de Andalucía.

«Sin complejos»

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, apostó ayer por que el PSOE salga de su próximo Congreso del mes de junio «desacomplejado» y con un proyecto «ganador» que no se resigne a ser el primer partido de la izquierda y sea de nuevo alternativa al Gobierno del PP. En declaraciones a los medios durante el Comité Federal del PSOE, Díaz no quiso adelantar una vez más si se presentará a las primarias para liderar el PSOE: «Esto no se trata de mí. Siempre estaré donde digan mis compañeros y compañeras. Hoy no estamos en eso».

Díaz, eso sí, aplaudió el discurso «formidable y brillante» en esta reunión del presidente de la Gestora, Javier Fernández, quien llamó a su partido a abandonar el «ombliguismo» y exigió «lealtad» a los críticos.

«Muchos nos hemos identificado con sus palabras, en la necesidad de que el PSOE sea más PSOE que nunca», remarcó Díaz. La líder de los socialistas andaluces considera que el Congreso de junio debe ser un «punto de inflexión» para el partido en el que se abandonen las «derrotas electorales» gracias a un proyecto «integrador, «desacomplejado» y «ganador».

«El PSOE no está para ser el primero de la izquierda ni para condicionar las políticas de la derecha», alertó Díaz quien, sin embargo, sí valoró la posición política de su partido en el Congreso de los Diputados que ha permitido la subida del salario mínimo o «tumbar» las reválidas. Insistió, no obstante, en que por su parte no es momento de hablar de su posible candidatura para sustituir a Pedro Sánchez en la Secretaría General del partido.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla