+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Iglesias cita a todas las facciones para preservar la unidad de Podemos

Busca un acuerdo que permita llegar con un proyecto común a la asamblea de Vistalegre.

 

25/01/2017

ander azpiroz | madrid

Las principales corrientes de Podemos tienen un cita hoy para tratar de alcanzar un acuerdo de mínimos que les permita acudir a Vistalegre II con un proyecto de unidad bajo el brazo. De no alcanzarlo, se dará el pistoletazo de salida a una lucha por el control del partido en la que la militancia tendrá la última palabra y de la que bien Pablo Iglesias, bien Íñigo Errejón saldrá como el gran derrotado.

La convocatoria de la reunión ha partido del secretario general y entre los citados están Errejón, líder de la facción más moderada, o Miguel Urbán, principal dirigente del sector anticapitalista junto a la andaluza Teresa Rodríguez. También ha sido invitada Carolina Bescansa. La cofundadora de Podemos se alineó en un primer momento con los ‘pablistas’, pero hace dos semanas optó por lanzar un proyecto por libre en una maniobra que sorprendió de igual manera a oficialistas y a críticos.

El encuentro de hoy viene precedido por las declaraciones de unos y otros a favor del consenso. No obstante, pese a estas buenas intenciones, la estrategia política que marcará el futuro de Podemos se ha convertido en un obstáculo poco menos que insalvable. Aunque Iglesias ha tratado de mediar en las últimas semanas entre ‘errejonistas’ y anticapitalistas, las propuestas de estos sectores sobre cómo actuar y dónde hacerlo son antagónicas. Mientras los primeros apuestan por sacar adelante su programa en las instituciones, los segundos defienden incrementar la presión en la calle e iniciar un proceso de movilizaciones similar al que llevó a miles de ciudadanos a tomar la madrileña Puerta del Sol el 15-M.

De no producirse avances en la reunión de hoy el choque de trenes resultará inevitable. La incógnita que restaría es si, a falta de un acuerdo global, algunas de las facciones de Podemos serán capaces de alcanzar acuerdos por separado.

Buscar tiempo en otra localidad