+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Iglesias tiene un gesto con Errejón y descarta la fusión Podemos-IU

El secretario general de la formación morada defiende mantener la alianza electoral.

 

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante un acto de su partido. MARISCAL -

24/01/2017

ander azpiroz | madrid

Podemos afronta desde ayer diez días cruciales de cara a su futuro como partido político. Hasta el 1 de febrero, las corrientes internas tendrán tiempo de pactar acuerdos con el objetivo de llegar a Vistalegre II con un proyecto y una candidatura de unidad. De no conseguirlo, serán los militantes los que decidan quién marca el rumbo del partido durante los próximos años.

El principal escollo para evitar una batalla fratricida de consecuencias imprevisibles gira en torno al programa político. Mientras que Íñigo Errejón fía el futuro de la formación a la moderación y la transversalidad ideológica, los anticapitalistas apuestan por asaltar las calles para movilizar a las clases populares contra el «tripartito» que, según el ala más radical de Podemos, conforman PP, PSOE y Ciudadanos. Y en medio se encuentra Iglesias, quien desde hace semanas repite su voluntad de ejercer de nexo de unión entre las diferentes almas del partido.

El secretario general ofreció ayer un gesto hacia la facción liderada por Errejón. En el documento organizativo de los oficialistas se blinda la posibilidad de que el creciente acercamiento entre Podemos e IU acabe en una fusión entre ambos partidos. Precisamente, la relación con la formación que lidera Alberto Garzón es desde hace meses uno de los principales puntos de fricción entre las dos máximas figuras de Podemos. Si Iglesias apostó por una repetición de las generales confiado en que la alianza con IU le permitiría superar al PSOE en una «segunda vuelta», Errejón advirtió desde un principio de que el votante moderado retiraría el apoyo a su formación en el caso de un giro radical a la izquierda.

Para superar este obstáculo el líder de Podemos ha cedido ante su número dos y ha aceptado que cualquier fusión con otro partido deba ser refrendada por dos tercios de la militancia. Iglesias no señala, sin embargo, límite alguno para forjar alianzas como la que él selló con Garzón para concurrir unidos a las elecciones del 26 de junio. Es más, en una entrevista en Cuatro insistió ayer en la necesidad de sumar a la federación de izquierdas a su proyecto. Según su criterio, es imprescindible contar con IU para descabalgar al PP del poder en las generales que como muy tarde deberán celebrarse en 2020.

Una nueva alianza, conforme a las propuestas de los partidarios de Iglesias y Errejón, quedaría supeditada a lo que diga la militancia.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla