+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

'CASO LEZO'

Ignacio González ya trabaja a las órdenes de Carmena

El expresidente de la Comunidad de Madrid se reincorporó esta semana al consistorio y cobrará 54.000 euros anuales. La ubicación de su oficina evitará que se encuentre con los miembros de Ahora Madrid, partido del que echó pestes.

 

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, a su llegada a los juzgados de la Plaza de Castilla - BALLESTEROS (EFE)

MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ
09/11/2018

Ver entrar a las oficinas del Ayuntamiento de Madrid a Ignacio González, el que fuera presidente de la región, para ocupar su nuevo puesto de trabajo ha debido resultar sorprendente para más de uno. Y es que, desde que el pasado 19 de octubre el consistorio le notificara a González su reingreso como consejero técnico con un sueldo anual de 54.000 euros, el expresidente de la Comunidad madrileña disponía de un mes para hacer efectiva su reincorporación. Finalmente, ha sido a lo largo de esta semana cuando ha decidido volver a formar parte del Ayuntamiento que ahora dirige Manuela Carmena.

Una reincorporación que se ha retrasado más de tres meses por su situación judicial. González, imputado y considerado cabecilla en el 'caso Lezo', ha tenido que esperar a que el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional asegurara que no existe "ninguna medida cautelar que le inhabilite o suspenda para el ejercicio de la función pública". Una información que solicitó el consistorio antes de ofrecerle un puesto en la Subdirección de Apoyo Jurídico, Incompatibilidades y Régimen Disciplinario.

Pese a todo, González ya ha podido ocupar esta semana su mesa en las oficinas municipales de la calle Bustamante, según ha informado Europa Press, donde, a falta de un despacho propio, dispone de un espacio delimitado por armarios. Será allí donde, el que fuera número dos de la 'popular' Esperanza Aguirre, pase su jornada laboral, desde las 8:00 hasta las 15:00 horas. Un horario que de alargarlo dos tardes por semana hasta las 17:00 horas podría reportarle 4.000 euros más al año.

DESCONTENTO EN EL AYUNTAMIENTO 

 Así, 22 años después de pedir una excedencia y abandonar su cargo en el Consistorio para ocupar la subsecretaría de Educación en el ministerio que, por aquel entonces, dirigía Aguirre, González entra a formar parte de la institución dirigida por Ahora Madrid, partido del que echó pestes mientras era presidente regional. Su único consuelo pasa por no tener que cruzarse con los concejales de la formación cercana a Podemos y mucho menos con la alcaldesa, Manuela Carmena, gracias a la ubicación de su nueva oficina. 

No solo el grupo de Ahora Madrid podría suponer una incomodidad para González. Al resto de partidos tampoco le ha sentado especialmente bien el regreso del expresidente regional. Su vinculación con la operación Lezo, una trama de corrupción surgida en torno al Canal de Isabel II y con la que González podría haberse llevado comisiones millonarias a cambio de la concesión de contratos públicos hace sentir incómodos hasta a los concejales del PP, el que fuera su partido durante más de 20 años. 

Y es que sobre González todavía penden las sospechas de corrupción que ya hicieron que en abril de 2017 fuera detenido y permaneciera 201 días en el centro penitenciario de Soto del Real hasta poder salir bajo fianza. Sin embargo, todas las formaciones coinciden en señalar que están atados de pies y manos en lo relativo a este asunto ya que González es un funcionario del Ayuntamiento que aprobó las oposiciones a técnico superior en 1984.