+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un informe de 2016 avisó que la zona de la riada era de alto riesgo

 

12/10/2018

Los técnicos lo advirtieron: Sant Llorenç des Cardassar tenía muchas papeletas para que ocurriera una tragedia. En enero de 2016 la Dirección General de Recursos Hídricos del Govern Balear elaboró un pormenorizado informe de 38 páginas titulado «mapa de peligrosidad y riesgo de inundación en la demarcación hidrográfica de Baleares». En ese documento, el primero de este género y amplitud que se hacía, los científicos del Ejecutivo autonómico identificaron en la comunidad «once tramos ARPSIs» (Areas con riesgo potencial significativo de inundación), de los que diez estaban en Mallorca y uno en Ibiza. De las diez zonas mallorquinas, dos citaban directamente a la localidad de Sant Llorenç como escenario con «alta probabilidad» de sufrir aluviones recurrentes en un espacio de tiempo de entre «10 y 100 años». Se trata del grado más extremo de riesgo de los tres recogidos en el informe, que también habla de zonas de riesgos menores. El informe anticipó exactamente el lugar y el peligro. El documento sostenía que el municipio devastado estaba amenazado por el torrent de Ses Planes (la rambla seca en la que desembocan otros dos torrentes menores en pleno centro urbano y en la que han aparecido la mayoría de los cuerpos de las víctimas mortales) y por el torrent de Ca n’Amer que en realidad es la prolongación hacia el mar del mismo torrent de Ses Planes.






Buscar tiempo en otra localidad