+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El director de «Egunkaria» acusó a la Guardia Civil de haberle inflingido malos tratos en su detención

Interior estudia querellarse contra el PNV por denunciar torturas falsas

El Ministerio del Interior no está dispuesto a dejar pasar las acusaciones de que la Guardia Civil ha torturado a algunos de los directivos de

 

Martxelo Otamendi, director de «Egunkaria» _a la izquierda_, durante una concentración de protesta - JUAN HERRERO

M.S.P. - MADRID.
M.S.P. 27/02/2003

Una querella que los servicios jurídicos estudian ampliar al portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti. El propio Acebes, visiblemente irritado, mostró su indignación por las declaraciones de Otamendi y Anasagasti y desveló que sus instrucciones a los servicios jurídicos del Ministerio del Interior han sido tajantes: «interponer todas las acciones legales, denuncias o querellas, contra quienes han formulado estas acusaciones falsas». Unas imputaciones que, en opinión del ministro, «son delictivas». Según señaló el titular de Interior, los letrados del Estado buscarán la «mínima posibilidad legal» para actuar contra los que han vertidos tan graves denuncias. El ministro del Interior -en presencia del director de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso- hizo todo un alegato en defensa del cuerpo armado y dijo estar «dispuesto a defender la honorabilidad de la Guardia Civil» en cualquier foro, frente a los que intentan «empañar» el nombre de la institución. «Ni la Guardia Civil ni el Cuerpo Nacional de Policía torturan. Aquí la única que viola los derechos fundamentales y las libertades de los ciudadanos es la organización terrorista ETA. ETA es quien tortura y quien mata», aseguró con firmeza. El ministro Acebes calificó de «absolutamente intolerables» las acusaciones de Otamendi porque - dijo- «tenemos fuerzas de Seguridad plenamente democráticas, que dan su vida cada día por la defensa de los derechos, de las libertades y del Estado democrático». Manual de ETA Martxelo Otamendi dijo el martes, poco después de quedar en libertad, que los guardias civiles le practicaron dos amagos de asfixia con una bolsa y que, incluso, le llegaron a apuntar con una pistola en la sien. Unos malos tratos que -siempre según la versión del director de Egunkaria- repitieron con dos de los detenidos, Xabier Alegría y Juan María Torrealdai. Para el ministro, estas denuncias no son más que parte de una estrategia diseñada por la banda armada. «Los detenidos en el proceso de Egunkaria han aplicado el manual de ETA, lo que hacen siempre todos los terroristas», señaló el máximo responsable de la lucha antiterrorista. «Cada vez que se incauta información de comandos operativos o de organizaciones logísticas que les dan apoyo surgen las mismas instrucciones: denunciar tortura por parte de las fuerzas de Seguridad. Lo que han hecho estos presuntos terroristas, imputados en un procedimiento por colaboración o pertenencia a una organización terrorista, es aplicar el manual de ETA y denunciar de manera falsa torturas», insistió Acebes con vehemencia. Las acciones legales del Ministerio del Interior contra el director de Egunkaria podrían hacerse extensivas a Iñaki Anasagasti. Este miércoles, el diputado peneuvista, en un comunicado en el que anuncia la petición de comparecencia en el Congreso de Acebes y López Valdivielso, hizo suyas las acusaciones de Martxelo Otamendi y denunció que es «incomprensible que no solamente se cierre un medio de comunicación, sino que, encima, se incomunique y torture a ciudadanos por el mero hecho de ser vascos». La respuesta de Acebes a las duras críticas de Anasagasti fue airada. El ministro dijo sentir «el mayor desprecio, tanto personal como político», por la figura del portavoz parlamentario del PNV, cuya postura calificó de «indecente, desde el punto de vista moral, ético y político».