+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los migrantes esperan en los campamentos su oportunidad

 

12/07/2018

España dejó de acoger desde septiembre de 2015 al mismo mes de 2017 a cerca de 17.000 solicitantes de asilo que podrían haber abandonado los campos de refugiados de Grecia e Italia, en los que las condiciones pueden llegar a ser «infrahumanas».

Ana Rosado, cooperante de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), visitó el pasado mayo la isla griega de Lesbos, próxima a las costas de Turquía y uno de los lugares más habituales de llegada a Europa de las personas que huyen de guerras como las de Siria, Irak o Afganistán. En Lesbos se levanta el campamento de Moria, gestionado por el Ejército heleno y del que los migrantes no pueden salir antes de recibir una cita para tramitar una solicitud de asilo. Según explica la cooperante, Moria tiene una capacidad máxima para 2.500 personas pero allí malviven hacinadas hasta 7.000. Hombres, mujeres y niños duermen en casas prefabricadas o tiendas de campaña y tienen a su disposición solo 100 aseos.

Existen problemas de todo tipo. «En Moria hay tan solo dos enfermerías y ni siquiera disponen de agua corriente», denuncia el sindicato de personal sanitario y administrativo de los hospitales públicos griegos, que define el lugar como un «campo de minas higiénico». Rosado solo pudo ver el campamento desde fuera al no estar permitida la entrada. «Es como un campo de concentración, con sus torres y todo», describe.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla