+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Montón reivindica su «honestidad» y niega irregularidades en su máster

La ministra de Sanidad cuenta con el aval de Sánchez pese a las sospechas sobre su título.

 

La ministra Carmen Montón dio ayer explicaciones sobre el máster. FERNANDO ALVARADO -

11/09/2018

nuria vega | madrid

La ministra de Sanidad no perdió ayer el respaldo de Pedro Sánchez, pese a las informaciones sobre irregularidades en la obtención de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. A las once de la mañana, sin dejar que pasaran muchas horas desde la aparición de la información, Carmen Montón intentó frenar la polémica con una comparecencia pública a la que llegó provista de correos electrónicos y documentos para acreditar su «honestidad» y alejar la sombra de la dimisión. «No todos somos iguales, no todos somos iguales», se defendió con vehemencia.

Ese fue, de hecho, su objetivo prioritario. Marcar distancia con el escándalo que minó la carrera de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, hasta su dimisión y con la polémica sobre los estudios de postgrado del líder del PP, Pablo Casado. La ministra se aferró a aquellos elementos que distinguen la suya de otras controversias. Reivindicó sus esfuerzos por ser transparente, garantizó que conserva el ordenador con el que redactó su trabajo de fin de máster, incluso los borradores del proyecto, e incidió en que «no tiene nada que ver con otros desgraciados casos». «Yo sí hice este máster», zanjó. Sin entrar en el fondo, sus argumentos evocaron a los empleados ya por Cifuentes o Casado.

Aseguró, por ejemplo, haber atendido siempre las instrucciones de la Universidad Rey Juan Carlos: «Seguí las indicaciones que se me dieron». Y se excusó por las posibles cuestiones que podrían quedar sin atender dado el tiempo transcurrido: «Comprenderán que fue hace ocho años y que, a estas alturas, me supone un gran esfuerzo recordar y recuperar toda la información».

Aún así, trató de rebatir punto por punto la información publicada ayer por eldiario.es y acudió a la cita con su trabajo de fin de máster encuadernado. Los datos La titular de Sanidad cursó su formación en Estudio Interdisciplinares de Género en 2010 y 2011 -aunque figuraba que concluyó en 2012-, bajo la dirección de Laura Nuño, citada a declarar como imputada por el ‘caso Cifuentes’, y en el mismo Instituto de Derecho Público hoy ya clausurado tras las últimas polémicas. Según explicó este lunes, su única motivación fue incorporar nuevos conocimientos para el ejercicio de sus funciones como portavoz de Igualdad del PSOE, aunque no fuera necesario. «Lo hice en un momento de mi vida -explicó- en el que me supuso un esfuerzo por mi trabajo, pero también porque estaba embarazada y nació mi hija». Eldiario.es, sin embargo, ha detectado unos meses en blanco, los del primer cuatrimestre. Asegura este diario digital que la ministra no se examinó de ninguna de las asignaturas de ese período y que las notas reflejan un «no presentado» en la primera convocatoria. Montón no detalló hoy este extremo. Se limitó a señalar que se matriculó el 30 de septiembre, que abonó la factura en diciembre, que se le informó sobre la posibilidad de cursar el máster a distancia -mostró un correo electrónico- y que fue en enero cuando, «más organizada», comenzó a asistir con mayor regularidad a las clases. Sus explicaciones habrían dejado satisfecho al presidente del Gobierno.

   
2 Comentarios
02

Por Riaño1954 10:43 - 11.09.2018

Desgraciado caso el tuyo... pero como es "caso sociata" no pasa nada...se cuentan cuantas milongas hagan falta con tal de no dimitir... vete a tu casa y todo el resto del gobierno que nadie os ha votado...!!!

01

Por Pedro 10:40 - 11.09.2018

Menudo chiringuito de Masters en la URJC. Han desprestigiado a la Universidad por dejar hacer a unos enchufados lo que han querido, para obtener una titulación que al común de los mortales les costaba (aparte del dinero de la matrícula) lo que sus normas decían que tenía que costar, la asistencia a clase, el esfuerzo diario. Pero como pasa mucho en este país, las normas están para unos sí y para otros no. Vergonzoso.