+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los ocho de Alsasua niegan su vinculación con el terrorismo

La Audiencia Nacional juzga la paliza a dos agentes de la Guardia Civil.

 

Un momento de la sesión en la Audiencia Nacional. FERNANDO VILLAR -

17/04/2018

efe | madrid

Los ocho jóvenes acusados de la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en 2016 en Alsasua han negado en el juicio su participación y que dirigieran o integraran un colectivo del entorno de ETA para expulsar a las fuerzas de seguridad del Estado del País Vasco y Navarra.

La Audiencia Nacional inició ayer el juicio de todos ellos por la paliza con puñetazos y patadas a un teniente y un sargento de la Guardia Civil y a sus parejas en la madrugada del 15 de octubre de 2016 durante las fiestas de Alsasua en el bar Koxka. Los acusados, siete de ellos de entre 21 y 24 años de edad y un octavo de 31, se enfrentan a penas de entre 12 y 62 años de prisión por lesiones y amenazas terroristas y se negaron a contestar al fiscal y a las acusaciones, entre las que se encuentran la ejercida por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo. La Fiscalía encuadra la actuación de los acusados al colectivo Ospa! (¡Fuera!) y las campañas Alde Hemendik (Fuera de aquí) creadas por el entorno de ETA y que buscan la expulsión de las fuerzas de seguridad.

Ohian Arnanz, para quien se pide la mayor pena -62 años y medio de cárcel- y uno de los tres que están en prisión provisional, reconoció que estuvo en el bar, aunque no participó en nada, si bien en la instrucción negó que hubiera estado. «Se me quedaba la cosa grande», aseguró a preguntas de su abogado para justificar los motivos por los que al principio negó su presencia.