Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

ENTREVISTA AL CANDIDATO A LIDERAR EL PSOE

Pedro Sánchez: "El PSOE gobernará pronto, con una moción de censura o con elecciones"

El exlíder socialista acusa a Díaz de "esconder a los militantes", defiende su autonomía frente al poder económico y pide que las primarias sirvan para rechazar la abstención

JUAN RUIZ SIERRA
19/05/2017

 

No es fácil entrevistar a Pedro Sánchez en el aeropuerto de Barajas. Incluso en el pasillo menos transitado de la terminal 4, el más alejado de las puertas de embarque, el exlíder del PSOE recibe constantes solicitudes de fotografías. Sánchez siempre ha atraído este tipo de situaciones, más que otros políticos, pero sus colaboradores señalan que nada que ver con el momento actual, tras verse obligado a dimitir, pasar varios meses retirado y reaparecer como un mártir de la izquierda. Ahora es un dirigente distinto, al menos aparentemente, algo que se percibe incluso en sulenguaje corporal, como si fuese más consciente del terreno que pisa. Sus adversarios argumentan que todo forma parte de un gigantesco montaje. Él contesta que el cambio es genuino. En cualquier caso, Sánchez ha conseguido que todos, propios y ajenos, reconozcan que puede ganar a Susana Díaz en las primarias del domingo. Su triunfo, si sucede, se deberá en buena parte al PSC. "Los afiliados catalanes tienen en su mano liderar el cambio en el PSOE", dice antes de montar en un avión hacia Sevilla.

–Alguna vez ha dicho que la polémica abstención ante el PP ha cambiado a todos los dirigentes del PSOE. ¿En qué le ha cambiado a usted?

–Me ha hecho ser consciente de lo que necesita el PSOE. Necesita recuperar su credibilidad, dañada por los últimos años en el Gobierno y por no haber resuelto desde entonces su crisis de liderazgo. Este domingo está en juego el futuro de la izquierda, que pueda gobernar en un horizonte cercano en España. Si se opta por la vía de la abstención, condenaremos al PSOE a languidecer y la derecha gobernará durante mucho tiempo. Si opta por la vía que estamos liderando nosotros, podremos recuperar el Gobierno gracias a la coherencia. Muchos votantes que están ahora en la abstención o apoyando a otras fuerzas políticas, como Podemos, pasarán a ver con buenos ojos este proyecto. Pero no es solo eso. Otro de los grandes cambios a raíz de la abstención tiene que ver con quién compone mi equipo.


–La mayor parte de sus colaboradores en su anterior etapa como líder no están con usted ahora.

–Sí, sin duda, eso es así. Ese equipo nació fruto de un pacto con aquellos dirigentes, entre ellos Susana Díaz, que me apoyaron hace tres años y que tres meses después de ser elegido me dieron la espalda. De eso también tengo que aprender. Hice entonces un equipo más basado en criterios territoriales que en los de capacidad y mérito.

–Si los más importantes dirigentes territoriales tardaron entonces tan poco en retirarle su apoyo, ¿por qué iban a apoyarle ahora, cuando las posiciones están mucho más enconadas?

–Primero, porque sería la segunda vez que gano unas primarias. Después, porque en este proceso he contado, por encima de todo, con el apoyo de los afiliados, que se han autoorganizado a través de plataformas. Y tercero, porque si algo ha ocurrido entre hace tres años y ahora, es el comité federal del 1 de octubre, cuando al secretario general elegido por la base no lo quitó la base con su voto. Hay condicionantes que hacen prever que esta vez se resolverá la crisis de liderazgo.


–Y de los poderes económicos, ¿qué espera si gana? Usted les ha acusado de sabotear hace un año su llegada a la Moncloa tras las elecciones de diciembre. ¿Teme que si vence intenten interferir en sus decisiones?

–Cierta élite económica dice estar muy preocupada por España, pero desconoce la vida de los españoles. Esa es mi experiencia cuando he hablado con sus integrantes. No han sido conscientes del cambio que se ha producido en el comportamiento electoral de los españoles. Y tienen aversión al cambio. Pero un partido como el PSOE no puede renunciar al cambio, no puede tenerle miedo. A partir de ahí, he leído supuestos informes de bancos alertando de lo que puede pasar si gano. Yo le digo a ese poder económico que quienes van a elegir al líder del PSOE son los militantes con su voto. Somos una organización autónoma.

–¿Qué influencia cree que tienen esos informes que usted cita sobre los afiliados socialistas?

–Si tienen alguna influencia, es positiva para mi candidatura. La mayoría de afiliados y votantes del PSOE no se identifican con esos poderes económicos, sino que sufren a esos mismos poderes.
–¿Qué es lo que menos le gusta del proyecto de Díaz, su principal rival?

–Ella no ha entendido los cambios en la manera de hacer política en España. Eso se ve en las dudas que ha expresado en el documento que presentó el miércoles, solo cuatro días antes de las elecciones, donde viene a decir que un líder no se puede esconder detrás de los militantes. Bien, pero tampoco hay que esconder a los militantes, y los militantes, hoy, quieren elegir y quieren decidir sobre cuestiones fundamentales, como son los pactos postelectorales. Por eso nosotros defendemos las consultas y por eso Susana lo que quiere, a mi juicio, es esconder a los militantes, que no haya consultas.

–¿Y de la trayectoria política de la presidenta de Andalucía?

–Que no sea coherente respecto a las políticas de alianzas. Aparentemente es muy beligerante con Podemos. No está gobernando con Podemos en la Junta de Andalucía, pero sí en muchos ayuntamientos andaluces. Por ejemplo, en Sevilla, donde no somos la primera fuerza. Díaz debe aclarar cuál es su posición respecto a otras fuerzas políticas. Nosotros sí lo tenemos claro. Yo salgo a ganar, eso tiene que quedar claro, pero ganemos o perdamos, si al día siguiente podemos articular mayorías alternativas al PP, ¿por qué no hacerlo? Es lo que hemos hecho en muchas autonomías y municipios.

–Podemos acaba de registrar en el Congreso su moción de censura. Si usted vence a Díaz en las primarias, ¿qué decisión tomará ante esta iniciativa de Pablo Iglesias?

–Mi posición siempre ha sido la misma. El Gobierno de Mariano Rajoy es censurable. Hay que exigir la dimisión del presidenta del Gobierno. Pero venimos de sufrir una frustrada investidura, que ha añadido mucha desazón a millones de progresistas. Lo que no se puede hacer es plantear una moción como lo ha hecho Podemos, sin haber hablado antes con otros interlocutores, registrándola solo para evidenciar una división entre las fuerzas del cambio. Tras la experiencia de hace un año, cualquier moción de censura debe estar diseñada para ganar. No para ayudar al PP sino para derrotarlo.

–Si su tesis es que en una moción de censura primero hay que explorar los apoyos y solo después presentarla, entiendo que usted contempla empezar a hablar sobre este instrumento con el resto de fuerzas de la oposición nada más ser elegido secretario general.

–Yo no descarto ningún escenario. No hay que hacerlo. Estamos ante un serial de corrupción del PP. No sabemos su envergadura, pero sabemos que es un agujero negro. El próximo julio, por primera vez, un presidente del Gobierno va a tener que testificar por financiación irregular en su partido. No es una cuestión tanto de quitar como de proponer una alternativa progresista, que indudablemente tendría que contar con otras formaciones. Hay que ver si es posible o no, pero en todo caso no se puede hacer a la manera de Iglesias. La moción de censura es una cuestión de números, no de montar un número. Nosotros no vamos a añadir más frustración a los progresistas que quieren ver a Rajoy fuera del Gobierno.

–Pero insisto, ¿ver si es posible implica hacer una ronda con los líderes de la oposición?

–Bueno, lo primero que hay que hacer es exigir a Rajoy su dimisión, para que se convierta en el Richard Nixon de la democracia española. Y si no es así, ya veremos lo que hacemos el resto de fuerzas.

–¿Incluye ahí a los partidos independentistas catalanes?

–A mí me gustaría que en cualquier tipo de acción sobre la gobernabilidad de España, tanto ERC como la antigua Convergència dejaran a un lado la autodeterminación, que siempre ponen como una condición necesaria para hablar sobre futuros acuerdos. Lo importante es que ahora no hay mayoría absoluta del PP, a diferencia de la anterior legislatura. Hay muchísimos elementos sobre los que podemos caminar juntos para recuperar autogobierno o incluso ampliarlo. Ahora tenemos una realidad parlamentaria nueva. Si las fuerzas independentistas aparcan el derecho a la independencia, podríamos defender los intereses de los catalanes conjuntamente.

–¿Cree que la experiencia ha demostrado que Podemos y Ciudadanos son incompatibles o sigue insistiendo en esa vía?

–Desgraciadamente se han demostrado incompatibles. Esa es una de las razones del bloqueo político del año pasado. Otra es la deriva soberanista de las fuerzas catalanas, que han dado la espalda a la gobernabilidad y al cambio político en España. Es curioso que Podemos pide en su moción de censura la colaboración de Ciudadanos. Da la impresión que la compatibilidad va en función de los intereses de Iglesias. A mí me gustaría que se levantaran los vetos, pero si no es así será difícil el cambio político en España.

–Usted ha hecho una campaña de primarias muy centrada en las críticas a la abstención ante el PP. Sin embargo, este domingo, si gana, Rajoy continuará en la Moncloa. ¿No teme generar un caudal de frustración en la militancia y el electorado socialista que le apoya?

–No, lo que se está viendo es mucha ilusión, mucho orgullo de recuperar el PSOE. Tenemos un trabajo por delante de renovación del proyecto socialdemócrata. Tenemos que volver a conectar con la sociedad. Más pronto que tarde, el PSOE volverá a gobernar España, sea a través de una moción de censura constructiva, sea porque en las próximas elecciones los socialistas nos encontremos en condiciones de ser una fuerza mayoritaria.

–Hace solo un año y medio consideraba queno era necesario reconocer a Catalunya como nación porque el "problema" no era "de definición". Ahora cree que sí lo es y aboga por ese reconocimiento. ¿Por qué?

–La comunidad que más he visitado en estos años ha sido Catalunya. He hablado con mucha gente, en público y en privado, y he conocido más a fondo la sociedad catalana. Ahí sí reconozco una evolución. Sí reconozco que es importante para los catalanes ser reconocidos como una nación. La cuestión identitaria es fundamental para los catalanes y no está resuelta en la Constitución de 1978. Creo que, 35 años después, ya va siendo hora de que reconozcamos a Catalunya como nación y a España como nación de naciones. A mí me gusta mucho la definición que hizo Manuela de Madre en la defensa del Estatut en el Congreso de los Diputados, cuando dijo que Catalunya es una nación que tiene un Estado y ese Estado es el español.

–¿Qué otras naciones diría que hay dentro de España?

–Bueno, aquellas que tengan voluntad de serlo. Fíjese que incluso Andalucía se define como una realidad nacional. Desde luego, a mí me parece que el País Vasco es una nación. Y que Galicia tiene algunos componentes que hacen percibir una voluntad de ser nación.

–¿Cómo debería ser ese reconocimiento, a través de qué fórmula? ¿Habría que tocar el artículo 2 de la Constitución?

–Nosotros no queremos quebrar la soberanía territorial. Decimos que hay un único Estado que es el español, y que ese Estado debe reconocer el carácter plurinacional. Encontremos la fórmula. No sé si debe ser el artículo 2 u otro, siempre y cuando salvaguardemos la soberanía y la integridad del Estado español.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Las noticias más...
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria

Diario de León