+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

A Pedro Sánchez le merman los apoyos

 

15/01/2017

Llegó a la secretaría general del PSOE en 2014 casi por carambola gracias a que Susana Díaz, la preferida de más de una docena de barones, no quiso enfrentarse a Eduardo Madina en la primera elección interna en la que participaron de manera directa los militantes. La andaluza se encargo de que todos sus apoyos se volcaran con el entonces poco conocido diputado madrileño. Dos meses después, ya se confesaba arrepentida.

En sus dos años como líder socialista, Sánchez, con poca capacidad para tejer complicidades y generar empatía en el plano corto, logró poner en su contra a casi todos los grandes referentes del partido. Sin embargo, con sus intentos de sortear el control impacable, entre otros de Díaz, se ganó a parte de la militancia.

Aunque en su propio entorno admiten que su discurso tenía mucho de estrategia, cayó el 1 de octubre como mártir de las bases frente a las élites que defendían dejar gobernar al PP.

En tres meses, no ha demostrado tener muchas ganas de seguir batallando y muchos de sus principales apoyos han virado ya hacia Patxi López. Los que aún lo defienden replican, aún así, que «el partido no son sólo los secretarios de las federaciones» y que nadie tiene tanto tirón entre la militancia. En todo caso, él mismo aseguró hace semanas que estaría donde estuviera el ‘exlendakari’, y a la inversa.