+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PREPARATIVOS DEL CONGRESO

La primera reunión en Podemos en busca de acuerdo finaliza sin avances

Errejón avisa de que no va a "hurtar" a las bases el derecho a decidir el futuro político del partido morado. Iglesias insiste en que el secretario político debería liderar la formación si vence su propuesta en Vistalegre II

 

Íñigo Errejón tras la reunión sobre propuestas de documentos políticos, celebrada a puerta cerrada. - DAVID CASTRO

PATRICIA MARTÍN
25/01/2017

"Ronda de expresión", así ha definido Íñigo Errejón la primera reunión convocada por Pablo Iglesias con las diferentes familias en Podemos --a la que han asistido 20 personas, representantes de los 13 borradores de propuestas políticas-- en busca de un acuerdo cara al congreso de Vistalegre II. Y es que, según han explicado varios de los intervinientes, los portavoces de las corrientes se han limitado cada uno a expresar su punto de vista y, a partir de ahí, se ha acordado que continúen las reuniones de forma sectorial hasta el 2 de febrero, fecha límite para alcanzar un pacto o concurrir con documentos y listas separadas en el cónclave.

Al término de la cita, ni Errejón ni Pablo Iglesias, que han comparecido por separado en plena Plaza de España, a pocos metros de la sede en Madrid, han verbalizado que vean muy difícil alcanzar un acuerdo, pero el secretario político sí ha advertido que si no hay un pacto global, su corriente presentará su propio documento sobre la hoja de ruta de Podemos porque no se puede "hurtar" a las bases "el debate". "La gente tiene que decidir", ha manifestado.

El número dos ha restado importancia al hecho de que al congreso se presenten diferentes propuestas políticas y organizativas y ha remarcado que lo importante es "estar juntos antes y después del congreso". Es decir, que el equipo resultante integre y asuma "la diversidad" existente en la formación morada.

PETICIÓN DE UNIDAD

Iglesias, por su parte, se ha mostrado "satisfecho" con la primera reunión porque en su opinión "la unidad se construye" con el "debate" y Podemos no puede ser un "proyecto de familias" ni una "tarta a repartir". De ahí que haya vuelto a emplazar a Errejón a que presente su candidatura a la secretaría general si su propuesta o su lista es la más apoyada en el congreso.

Sin embargo, el número dos por el momento descarta dar ese paso, incluso si Iglesias da un paso atrás, según ha ratificado esta mañana en una entrevista en el programa de Ana Rosa en la que ha dejado entrever su malestar con una reunión que se ha hecho pública y a la que el líder ha invitado a una veintena de personas, como si su peso en la organización fuera el mismo que el de corrientes minoritarias.

Errejón ha argumentado que todos los invitados, entre ellos el líder de la corriente anticapitalista, Miguel Urbán, y la diputada Carolina Bescansa, se "conocen" y saben cada uno las ideas que defienden. "No nos vamos a sorprender" en la reunión, ha avanzado.

LAS LÍNEAS ROJAS

Preguntado por sus líneas rojas, Errejón ha manifestado que no aceptará un documento integrador que no contemple "la trasversalidad, una formación que no pida etiquetas y que sea útil desde ya". En este sentido, ha expresado su deseo de que el partido morado intente en el parlamento "liderar acuerdos con el PSOE" y no se concentre en intentar alcanzar el poder con la lucha en la calle, como defiende Iglesias.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla