+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Rajoy no aplicará el artículo 155 sin el aval de Sánchez y Rivera

El Gobierno cree que sólo necesitaría cinco días para activarlo, pero insiste: «No estamos en eso».

 

Rajoy, en la sesión de control al Ejecutivo, celebrada ayer. KIKO HUESCA -

13/09/2017

Nuria Vega | Madrid

Mariano Rajoy se ha propuesto no responder en solitario al desafío de la Generalitat. Por lo que en caso de tener que activar «mecanismos más intensos», como ayer contemplaba el ministro de Justicia, el Gobierno buscará siempre el aval de PSOE y Ciudadanos para restituir la legalidad en Cataluña. En los contactos con ambas fuerzas políticas se ha abordado el abanico de opciones legales a disposición del Ejecutivo. Y la bala de plata que siempre fue el artículo 155 de la Constitución es una herramienta a la que no se renuncia en la Moncloa.

Este apartado de la Carta Magna faculta al Gobierno a dar «instrucciones a todas las autoridades» de una comunidad autónoma si fuera necesario obligar a un territorio al cumplimiento forzoso de la ley. Y aunque exigiría un requerimiento previo a Carles Puigdemont y el respaldo del Senado, fuentes gubernamentales sostienen que en un plazo «razonable», incluso en apenas cinco días, podría aplicarse.

El PP cuenta en la Cámara alta con la mayoría absoluta necesaria, al menos formalmente, para dar ese paso que en los corrillos políticos se ha rebautizado, quizás de manera errónea dada la amplitud de medidas que puede albergar el 155, como «suspensión de la autonomía». Pero la trascendencia de la crisis a la que se enfrenta el Gobierno y la fragmentación del Parlamento, apuntan en la Moncloa, desaconsejan a Rajoy avanzar sin el acuerdo de Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Ninguno de los dos ha dado ni en público ni en privado una respuesta nítida a un planteamiento que, por ahora, sigue siendo una posibilidad más entre las muchas que se han estudiado y que únicamente se abordaría en caso de que la situación lo precisase. «Hoy no estamos en eso», insisten en el Ejecutivo. El secretario general del PSOE no quiso por ello anticipar escenarios inexistentes, aunque incidió en que cualquier medida que se proponga «deberá contribuir a solucionar el problema y no a agravarlo».

Recelos

Para Sánchez tener que respaldar una solicitud inédita del Gobierno en este sentido no sería menos controvertido que para Rivera. Y aunque la petición al Senado debería ser concreta, ambos dirigentes han reconocido en público en los últimos meses sus recelos respecto al artículo 155 y han exigido al Ejecutivo moderación. La misma «proporcionalidad» a la que se aferra Rajoy, partidario de explorar todas las opciones que ofrece la vía judicial antes de recurrir a instrumentos más comprometidos.

Si se trata de frenar el referéndum, en el Gobierno, por ejemplo, subrayan la relevancia de que la Fiscalía Superior de Cataluña haya trasladado a los Mossos d’Esquadra, a la Policía Nacional y a la Guardia Civil la instrucción de impedir la votación del 1 de octubre incluso con la retirada de urnas y papeletas.

   
1 Comentario
01

Por manu33 9:10 - 13.09.2017

Mariano. Al Grano..siempre vas muy por detras de las aplicacion de la ley.