+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Rivera renueva su equipo con gente de su confianza para dirigir Ciudadanos

Asciende a Villegas a secretario general y Arrimadas será la portavoz nacional.

 

Albert Rivera durante la presentación de su equipo. VÍCTOR LERENA -

24/01/2017

m. e. alonso | madrid

Con la mirada puesta en la expansión del partido, Albert Rivera renovó el comité ejecutivo que saldrá de la próxima Asamblea General que el partido celebrará el primer fin de semana de febrero. El líder centrista, con la reeleccción asegurada, presentó ayer a su equipo, con su núcleo de confianza como referente y en el que se integrarán algunos de los nuevos rostros del partido. Un equipo que, según Rivera, aúna «continuidad y regeneración» y en el que destacan dos nombres, Inés Arrimadas, líder de la oposición en Cataluña, y José Manuel Villegas, el número dos del partido en la práctica.

La líder catalana de Ciudadanos será la encargada de poner voz y cara al mensaje naranja como portavoz de la ejecutiva. Mientras, el actual vicesecretario asciende a secretario general, confirmándose como número dos de la formación y relegando del puesto a Matías Alonso, que continuará en la dirección. Quienes también seguirán, y con las mismas funciones que hasta ahora, son Fran Hervías (secretario de Organización) y Fernando de Páramo (secretario de Comunicación). Además, se incorporarán a la dirección naranja diputados del grupo en el Congreso, como su secretario general, Miguel Gutiérrez, el vicepresidente de la Cámara baja, Ignacio Prendes, o el presidente de la comisión contra la corrupción, Toni Cantó; así como dos de los puntales del equipo económico, Toni Roldán y Francisco de la Torre. La dirección, formada por un total de 37 personas frente a los 23 actuales, tendrá en un órgano adicional, el comité permanente que integrarán Rivera y su guardia de corps para llevar el día a día del partido.

«Empieza una nueva etapa en Ciudadanos», proclamó el dirigente liberal, que, optimista, confió en que el congreso del 4 y 5 de febrero sirva de trampolín para convertirse en un «partido de gobierno» útil para España. Para la consecución de su objetivo, Rivera delegará «mucho» más que hasta ahora y ampliará las voces en el espectro mediático, centrado hasta ahora en su figura.

Este equipo tendrá que ser refrendado en la asamblea del partido, en la que Rivera se ha garantizado el control absoluto.