+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Torra insta a ERC a regresar a la vía de la desobediencia para tener unidad

Artur Mas atribuye su juicio por el 9-N a una «venganza» de Soraya Sáenz de Santamaría.

 

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ayer en el pleno. TONI ALBIR -

11/10/2018

CRISTIAN REINO | BARCELONA

Junts per Catalunya y Esquerra escenificaron ayer, una vez más, que la división en el independentismo es muy profunda. Mientras Quim Torra evitó toda autocrítica y recetó más radicalidad el día después de que las fuerzas secesionistas consumaran la fractura con la pérdida de la mayoría absoluta en el Parlament, ERC reconoció la «crisis» y el debilitamiento del soberanismo.

El presidente de la Generalitat, que tres meses después volvió a someterse al control de la Cámara catalana, que ha permanecido todo este tiempo bloqueada, apeló a la unidad. Una cohesión, que a su juicio, está en la «resistencia» del independentismo frente al Estado y también en la «desobediencia», una forma de reprochar a sus socios falta de coraje.

«Recuperemos el espíritu del 1-O, la declaración de independencia del 27-O y, todos juntos, sigamos adelante. (.) Hasta el final y la victoria», dijo. Torra reiteró que el objetivo de hacer efectiva la república es «irrenunciable» y que se mantiene como punto central de la legislatura. Eso sí, no explicó cómo piensa llevarlo a cabo. Ya era una empresa casi imposible cuando JxCat y ERC tenían mayoría absoluta con la CUP. Pero insistir en la vía unilateral con solo 61 diputados (sobre 135) sonó como una especie de huida hacia adelante para intentar contentar a los sectores más radicales, que no entienden qué pasa entre JxCat y ERC y que asisten desorientados a sus continuas peleas. El propio presidente de la Cámara, Roger Torrent, convertido ya en el ‘traidor’ oficial del independentismo por vetar el voto de Carles Puigdemont, dejó ayer entrever que, aunque los dos sectores del independentismo hacen llamadas a la unidad, ninguno enterrará el hacha de guerra: «No podemos mirarnos de reojo y apuñalarnos entre nosotros».

Torra sigue sin reconocer que la república no será posible a corto plazo. Su situación de debilidad es máxima. Sin embargo, no fue óbice para que reiterara el ultimátum a Pedro Sánchez. «Su crédito se ha acabado. Necesitamos una oferta ya sobre la mesa», avisó.

Mientras, Artur Mas cree que el procedimiento abierto en el Tribunal de Cuentas por el uso de dinero público en la organización del 9-N es «una venganza personal» contra él. Concretamente, de la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría, que, según recordó el líder nacionalista, pronosticó que los responsables de consultas ilegales las pagarían de su propio bolsillo. «Nos quieren inhabilitados y arruinados», se lamentó.

   
1 Comentario
01

Por J.R. 12:27 - 11.10.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Para cuando este IMPRESENTABLE GOBIERNO metera en la carcel a todos estos indeseables y aplicara el articulo 155. Los españoles ya estamos cansados de tanto independentismo de mierda. ¡¡¡ASÍ NOS VA !!!

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla