+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Una hoguera humana

Souad, la joven palestina que fue quemada viva por quedarse embarazada, cuenta su vida en un libro presentado en Madrid

 

La represión de las mujeres está viva en todos los países, especialmente en Oriente Medio -

A. Paniagua - madrid
A. Paniagua 25/11/2003

Souad tenía 17 años cuando fue quemada viva por su familia. Su crimen fue el quedarse embarazada. Su cuñado fue el encargado de ejecutar la sentencia para limpiar la deshonra: roció a Souad de gasolina y prendió a la joven. «Souad. Quemada viva» es el libro en el que la muchacha palestina cuenta en primera persona su calvario. El crimen contra el honor es una costumbre que aún pervive en países de Oriente Medio, Pakistán, en ciertas regiones de Brasil, en Turquía y en otros estados. Una adulterio, una violación o cualquier percance en que esté en juego la virginidad de la mujer puede desatar una pena inmisericorde. A pesar de la ignominia a que fue sometida Souad, la joven tuvo suerte, ya que la Fundación suiza Surgir la rescató y salvó. El libro, que será publicado en 14 países, fue presentado en víspera de Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres. «Yo vivía en un pequeño pueblo en Cisjordania con mi padre, mi madre, mis hermanos, mis hermanas. Teníamos animales, vacas, ovejas. Mi padre era campesino. La vida era difícil sobre todo para nosotras las mujeres. Éramos demasiado sumisas. No sabíamos lo que quería decir ser una mujer feliz, no sabíamos lo que era la sonrisa, la felicidad, el estar bien con una misma. Siempre sin salir, encerradas». Así relata Souad los antecedentes de su infierno particular. Jacqueline Thibautm de la Fundación Surgir, asegura que cada año unas 5.500 mujeres fallecen cada año como víctimas de los crímenes de honor. Se trata sólo de la punta del iceberg, pues la cifra real de asesinadas puede duplicar la expresada más arriba. «Muchos asesinatos se hacen pasar por naturales o simples accidente. Otras han muerto tras haber ingerido alguna bebida que se les había ofrecido. Muchísimas chicas prefieren suicidarse antes». Como destacó la diputada socialista Cristina Alberdi, el caso de Souad es una regresión a la Edad Media.



Buscar tiempo en otra localidad