+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

FILANDÓN

«España es cainita y se autominusvalora»

El coronel leonés Pedro Baños, experto en geoestragegia, publica ‘El dominio mundial’. Convirtió en súperventas un tema, a priori, tan poco novelesco como la geoestrategia. el leonés Pedro Baños, que ha sido jefe de contraingeligencia del Ejército europeo, publica en otoño ‘El dominio mundial’ , donde desvela las herramientas para el control planetario

 

Pedro Baños - DL

julián martín -

VERÓNICA VIÑAS | LEÓN
29/07/2018

Sabe mucho de geopolítica y lo cuenta de novela. Su anterior libro, Así se domina el mundo, fue un auténtico ‘bombazo’ editorial. El leonés Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra en la reserva y experto en geoestrategia, volverá en octubre a las librerías con El dominio mundial. Una guía visual del poder, concebido como una segunda parte. Si en la primera entrega desveló cómo y quién maneja los hilos en el tablero internacional, ahora descubre los principales instrumentos que se emplean para el control planetario. Ex jefe de Contrainteligencia del Ejército europeo, este militar habla sin rodeos de diplomacia, espionaje y las herramientas que utilizan los estados en la escena internacional.

Adelanta que el libro será «tremendamente gráfico», con muchas ilustraciones, para «visualizar de manera sencilla los datos». Y es que Baños persigue alertar a la población de los tejemanejes del poder, decisiones que en ocasiones provocan la muerte de miles de personas. Si se le pregunta qué papel desempeña España en este Juego de Tronos mundial, afirma que «lamentablemente, no ocupamos la posición que deberíamos, teniendo en cuenta la formación de nuestra juventud, nuestras multinacionales o nuestra historia. Estamos a expensas de lo que nos van indicando». Pero aclara que, más que minusvalorados, «estamos autominusvalorados, porque nuestra capacidad de autodestrucción es muy grande y somos muy cainitas. No somos capaces, como otros países, de unirnos y tener políticas de Estado a largo plazo con visión estratégica, y eso nos penaliza indudablemente».

Además de la fuerza militar, la capacidad económica, la diplomacia, los servicios de inteligencia, los recursos naturales, el conocimiento y la comunicación estratégica, la inteligencia artificial, el Big Data, el internet de las cosas o la aplicación de la física cuántica, Baños —que participó en la guerra de Bosnia— apunta dos factores esenciales que van a cambiar sustancialmente el escenario internacional a muy corto plazo: la tecnología y la demografía. Afirma que mientras la Vieja Europa «sufre un invierno demográfico, en otras partes del mundo sucede lo contrario, una explosión demográfica». Que Estados Unidos y Rusia perderán el papel hegemónico que han desempeñado durante décadas en favor de los emergentes China e India no es un futurible. «Ya esta pasando. La gran pelea de Estados Unidos es, básicamente, contra China, porque se unen esos dos grandes elementos. Por una parte, China ha conseguido convertirse en un líder tecnológico; y por otro, está la cuestión poblacional. Ese el gran temor de Estados Unidos en el escenario internacional».

Baños, que ha ocupado posiciones de mando estratégico muy importantes en el seno de la OTAN, se ha atrevido a escribir que «el ataque con misiles efectuado en la noche del 13 al 14 de abril sobre Siria por parte de Estados Unidos, Reino Unido y Francia no es más que un fake bombing, pura falsedad geopolítica disfrazada de fines humanitarios».

El militar y escritor explica que cada vez hay más interés, sobre todo entre los jóvenes, por las relaciones internacionales. «Además de haber estudios sobre esta materia en las universidades, se dan cuenta de que lo que pasa en el mundo nos afecta directamente». De hecho, sus grandes lectores están en este segmento. Baños hablará en octubre en León de las tesis que expone en El dominio mundial dentro del ciclo Ocultura, que dirige Javier Sierra.

a b

Buscar tiempo en otra localidad