+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El español Enrique Gaspar se adelantó a H.G. Wells

 

El español Enrique Gaspar se adelantó a H.G. Wells -

A. E.A. E. 17/04/2011

El autor español Enrique Gaspar y Rimbau se adelantó al británico H. G. Wells con una novela de ciencia ficción que presenta a una «máquina del tiempo», según reconocerá una próxima exposición sobre ese popular género que celebrará la Biblioteca Británica.

El madrileño Enrique Lucio Eugenio Gaspar y Rimbau (1842-”1902), hijo de actores, fue un diplomático y escritor, que escribió zarzuelas y novelas, entre las que destaca la titulada El Anacronópete (el que vuela contra el tiempo), que se publicó en Barcelona en 1887, ocho años antes de que Wells terminara The Time Machine .

La máquina sirve de excusa para una historia en tres actos en forma de zarzuela en la que don Sindulfo García, científico zaragozano e inventor del ingenio, su amigo y ayudante Benjamín, la sobrina y pupila Clarita, la sirvienta, el capitán Luis, el amor de Clarita, unos húsares y algunas muchachas francesas de vida alegre recogidas en París se desplazan en el tiempo.

En el primer acto salen de la Exposición Universal de París y viajan hasta la batalla de Tetuán en 1860 para regresar a París el día anterior de su salda, con unas señoritas francesas que, a diferencia de don Sindulfo y sus amigos, sí salen rejuvenecidas con el efecto imprevisto de que la ropa de lana que llevan vuelve a las ovejas de las que salió y las muchachas se quedan desnudas.

En el segundo acto, el grupo vuelve a viajar hacia varios momentos históricos del pasado como la toma de Granada en 1492 o la Roma de los gladiadores, y los personajes evolucionan, se enamoran u obsesionan, mientras que en el acto final llegan hasta los tiempos de Noé, donde descubren el secreto de la vida eterna.

El inventor, sin embargo, totalmente enloquecido, acelera el «anacronópete», que estalla al llegar al día de la creación. Aunque finalmente se descubre que todo ha sido un sueño.

Ancly Sawyer, responsable de las colecciones de ciencia ficción de la Universidad de Liverpool que ha organizado la exposición de la Biblioteca Británica (del 20 de mayo al 25 de septiembre), afirma que, aunque hay otra historia anterior de personas que regresan al pasado gracias a un reloj mecánico, El Anacronópete es la primera «máquina del tiempo» propiamente dicha.

Well publicó también un cuento corto en el que salía una máquina de ese tipo, el titulado The Chronic Argonauts , en 1888, es decir, un año después de la novela del español.

La exposición incluirá también una ilustración del primer viaje literario al espacio, el de Domingo González, el raudo mensajero, héroe de la novela publicada en 1638 por el historiador y autor británico Francis Godwin El hombre en la luna . Este héroe de ficción viajó a nuestro satélite en una nave espacial impulsada no por cohetes, como el Apolo II, sino por una manada de gansos.