+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

José Ortiz Sicilia, fotógrafo astorgano

 

ALFONSO GARCÍAALFONSO GARCÍA 05/04/2009

L ala Isla, antropóloga nacida en Astorga, criada en Barcelona, estudiante universitaria en Madrid, residente en Londres desde hace muchos años, resultaba ser nieta del fotógrafo José Ortiz Sicilia: éste era su nombre completo. Y ella fue desgranando detalles, imágenes e historia de su abuelo, sobre el que habla en un libro delicioso, Londres, pastel sin receta (Plaza & Janés), subtitulado La vida londinense vista por una española , y sobre el que vuelve a hablar en su próximo libro, Londres, arcoiris en gris . A veces, qué curioso, buscas a un personaje y acabas encontrando dos. Y no sabes cuál de ellos produce mayor fascinación. Supe, y lo tengo ya en mis manos, de otro libro, Aventuras en la Nostalgia , con introducción de Lala sobre cómo se desarrolló el proyecto, prólogo también suyo y presentación de Paul Preston. Habla de un tema tan poco conocido como es la historia de los exiliados y emigrantes españoles a Londres. Por cierto, uno de los testimonios aparecidos en estas páginas es del leonés, de Sahechores de Rueda, Nino Moratiel. Volveremos en otra ocasión sobre este asunto.

De Córdoba a Santiagomillas

Lala Isla Ortiz prepara un artículo sobre José Ortiz Sicilia, que publicaremos en estas páginas. Mientras llega ese momento, y por la feliz coincidencia de la recuperación de un personaje, apenas unas pinceladas que nos permitan un progresivo acercamiento. Un primer acercamiento ahora.

El padre de nuestro personaje, Álvaro, llegó de Carcabuey (Córdoba) a Santiagomillas por razones políticas. Era liberal. Murió pronto a causa de una pulmonía. Su hijo, José Ortiz Sicilia, que había nacido en la misma localidad cordobesa, y vivido en ella hasta los 12 años, tuvo su primer empleo en la farmacia de Primo Núñez, en la Plaza Mayor de Astorga, y con el primer sueldo que ganó compró una máquina fotográfica. Debió de ser uno de los primeros fotógrafos de la provincia.

Empezó a hacer fotos por los pueblos -“así se explicaría la foto inicial que dio lugar a esta historia-, especialmente en Santiagomillas. Tuvo varios estudios de fotografía, entre ellos uno en Astorga -“acabó vendiéndoselo al fotógrafo Bueno- y otro en Monforte de Lemos. En la capital maragata montó una imprenta -“queda bien ilustrado el hecho en una de estas fotos-, con máquinas de su invención. Viajó por Europa en busca de nuevas técnicas, se carteó para ello con personajes de varios países, trajo a Astorga a técnicos alemanes para empezar la litografía-¦ Su fortuna empezó cuando inventó la «foto mignon» para aprovechar los recortes de un cartón. Eran las fotos, pequeñas, que los soldados enviaban a sus novias y familiares durante la Guerra Civil.

José Ortiz fue un hombre de gran personalidad, abierto a todo, sediento de progreso-¦ Aquella imprenta astorgana se convirtió en un negocio de cartonajes -“Ortiz, S.A.- que llegó a ser muy importante cuando después de la guerra se trasladó a Madrid, a Pozuelo para ser más precisos, con la mayoría de los obreros astorganos que trabajaban en las Gráficas Ortiz. La empresa fue líder en su ramo y en tarjetas de Navidad.

José Ortiz Sicilia es uno de esos ejemplos que el tiempo se traga para dejarlo en las sombras del olvido. Sólo esperamos, y deseamos, que estas líneas, como fueron las primeras, sirvan para recuperar la memoria, y los testimonios, de un hombre singular.

Buscar tiempo en otra localidad