+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

«Lo fantástico explica muy bien la realidad»

l El Grupo de Estudios de lo Insólito y Eolas lanzan una colección dedicada a las letras más imaginativas. Filandó n «En ‘Las mil caras del monstruo’ se incide en la riqueza de este motivo, aunando tradición con nuevas ópticas» «El género ya ha vencido el relativo complejo de inferioridad que sentía frente respecto a otros» «Este tipo de narraciones Nos hace descubrir lo que hay más allá de lo directamente observable, analiza nuestro presente y el de otros, y atiende a lo imprevisible que sorprende a la existencia humana». aSÍ califica la profesora nATALIA áLVAREZ LA LITERATURA FANTÁSTICA, QUE CENTRA UNA COLECCIÓN REPLETA DE ASOMBROS

 

La escritora mexicana Cecilia Eudave firma ‘Bestiaria vida’, tercer volumen de la colección. -

adolfo weber -

e. gancedo
09/09/2018

En un país en el que la crítica parece haber situado en un primer plano a la literatura realista, parece que nos olvidamos de que la literatura no mimética es un cauce espléndido para abordar la realidad». Tras esta frase de Natalia Álvarez, profesora de Teoría de la Literatura de la ULE, se esconde toda una forma de entender y de apreciar la narrativa fantástica. La misma que le ha llevado, a ella y a otros compañeros, a fundar no sólo el activo y singular Grupo de Estudios literarios y comparados de lo Insólito y perspectivas de Género (GEIG) sino también a iniciar una colección de libros que dan cauce y voz a autores especialmente cautivados por este horizonte creativo, Los primeros volúmenes de esta serie, publicada por el sello leonés Eolas y bautizada como Las puertas de lo posible, son Las otras. Antología de mujeres superficiales (edición y selección de Teresa López-Pellisa), Las mil caras del monstruo (con edición de Ana Casas y David Roas), y el próximo 18 de octubre se presentará en sociedad Bestiaria vida, de Cecilia Eudave.

«Desde 2012, en la Universidad de León hemos desarrollado diversos estudios sobre las ?modalidades de literatura opuestas a la codificación realista —explicaba Natalia Álvarez—. Lo fantástico, la ciencia ficción prospectiva, lo gótico, el terror, lo real maravilloso o el realismo mágico se han convertido en objeto de atención de un equipo que se ha ido consolidando y creciendo con la incorporación de especialistas de otras universidades nacionales e internacionales».

La idea de sacar a la luz esta colección partió de la editorial Eolas y después del II Congreso Internacional Figuraciones de lo Insólito del año pasado, que contó con más de cien participantes. Un congreso que supone la continuación de los varios eventos (cursos de verano, jornadas, encuentros internacionales...) centrados en este objeto de estudio y que han venido organizado Álvarez y el profesor Javier Ordiz. «Héctor Escobar me propuso la creación de esta colección y el honor de ser su directora. El proyecto abría unas perspectivas de trabajo tan satisfactorias, materializadas en un bello diseño de colección creado por Alberto Rodríguez Torices, que acepté encantada», dice.

Pero, ¿por qué fijarse en este tipo de narrativas, qué les atrae tanto de ella, a estos especialistas? «Con mayor eficacia que algunas narraciones realistas, las estéticas de lo insólito desarrollan una visión crítica e incluso subversiva del mundo contemporáneo —argumenta Natalia Álvarez—. Nos sitúan frente a las problemáticas del presente incierto en el que vivimos y que tan bien refleja el libro de cuentos de José María Merino Las puertas de lo posible. Cuentos de pasado mañana, del que la colección ha tomado su nombre». Como expresó en la presentación de la colección, la imaginación fantástica «se cuestiona el concepto de realidad y su actual carácter fracturado. Nos hace descubrir lo que hay más allá de lo directamente observable, analiza nuestro presente y el de otros, atiende a lo imprevisible que sorprende a la existencia humana arrojando luz sobre su condición, e intenta explicar la disolución de determinadas categorías éticas, así como interpretar nuestros monstruos, angustias, dilemas, conflictos propios y locuras colectivas».

A pesar de haber iniciado recientemente su andadura, el número de autores ya publicados es muy amplio. «La nómina final es digna de tener en consideración, más si se tiene en cuenta la calidad estética del conjunto resultante». «En ella —detalla—, nos encontramos con escritores y escritoras de diversas generaciones que sobresalen en este ámbito. En el caso del volumen 0, Las otras, son veintiséis las firmas de escritores españoles y latinoamericanos. En el número 1, Las mil caras del monstruo, se ha reunido a dieciséis destacados autores españoles. En ambos casos, los motivos de la mujer artificial y el del monstruo, respectivamente, son el punto de partida para que estos escritores nos fascinen y nos sorprendan con imaginarios insólitos muy originales e innovadores. Algunos, como Patricia Esteban Erlés, David Roas, Juan Jacinto Muñoz Rengel y Pablo Martín Sánchez, participan curiosamente en los dos libros; otros, como Angélica Gorodischer y José María Merino, son dueños de una reconocida trayectoria literaria; a ellos se suman nombres como los de Ana María Shua, Fernando Iwasaki, Andrés Neuman, Lina Meruane, Edmundo Paz Soldán, Félix J. Palma, Alberto Chimal, Elia Barceló, Sofía Rhei, Claudia Salazar, Lola Robles, Ismael Martínez Biurrun, Santiago Eximeno, Ángel Olgoso, Manuel Moyano, Care Santos, Marian Womack, Aixa de la Cruz y María Zaragoza, entre otros, que no dejarán al lector indiferente».

Legado e innovación

En cuanto al título que se presentará el 18 de octubre, Bestiaria vida, es una edición conmemorativa de dicha novela de Cecilia Eudave, «una magnífica escritora mexicana que cuenta con una sólida trayectoria». Premio Nacional de Novela Corta Juan García Ponce, la obra «deslumbra por el modo en que emplea el bestiario literario para sumergirnos en la vida cotidiana y en laberintos existenciales, mediante una prosa tan sencilla como hermosa, haciendo gala de un fino humor y de un elegante lirismo», anotó la profesora titular de Profesora Titular del Área de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada.

En cuanto a la pregunta de si la narrativa fantástica vive un momento especialmente interesante en nuestros días, Álvarez asegura que sí. «Es habitual encontrar en estos relatos homenajes o guiños que demuestran la admiración que los escritores de nuestros días sienten por la tradición del género. Sin embargo, aunque dicha tradición enriquezca las actuales poéticas de la imaginación, no hay duda de que existe gran innovación. Quizás no se corresponda tanto con un simple cambio de temas sino también con el modo de abordarlos. Destaca la experimentación formal, estructural, la mezcla con el humor, la ironía, incluso la parodia, el hibridismo genérico, y unos recursos muy originales con los que se abordan los motivos tradicionales. En Las otras, por ejemplo, se recupera el motivo clásico de la fémina artificial, pero aplicando novedosos puntos de vista que conducen a una visión completa de las imágenes femeninas del siglo XXI. Y en Las mil caras del monstruo se incide en la riqueza de este motivo conjugando las encarnaciones más tradicionales con historias que ofrecen una nueva perspectiva».

Natalia Álvarez cree que el género ya ha vencido su relativo complejo de inferioridad con respecto a otros. «Una buena prueba de ello son los nombres de escritores y escritoras que firman las dos primeras antologías de la colección. El público lector también ha superado esos prejuicios asociados a la literatura no realista, de igual modo que creo que también lo va haciendo la industria editorial. El ámbito académico, asimismo, cada vez se abre más al reconocimiento de categorías genéricas como lo fantástico, la ciencia ficción prospectiva, lo gótico, el terror, lo real maravilloso, etcétera; aunque queda todavía mucho trabajo por desarrollar en esa línea. También se necesita un mayor impulso por parte de la crítica, que a veces sí logra perpetuar ese tipo de prejuicios».

En cuanto al futuro, la directora de Las puertas de lo posible asegura que la colección ha nacido con vocación real de continuidad. «Actualmente, el grupo GEIG está trabajando en los dos siguientes volúmenes, los números 3 y 4, de los que, aunque ahora no puedo adelantar ningún dato, se hablará mucho. Y a finales de año nos reuniremos para valorar las numerosas propuestas que hemos ido recibiendo a lo largo de 2018, con el fin de seguir sacando a la luz esas nuevas ‘criaturas insólitas’, que creo que se irán multiplicando poco a poco hasta invadir la colección».