+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

POESÍA

Un murmullo envolviéndolo todo

LAS COSAS QUE SE DICEN EN VOZ BAJA DANIEL RODRÍGUEZ MOYA Visor, Madrid, 2013. 88 pp.

 

Un murmullo envolviéndolo todo -

josé enrique martínez
02/06/2013

La palabra del poeta se nos transmite siempre en voz baja. Para alzarla se bastan los políticos y los vocingleros. Si la política es voz pública, la poesía es cada vez más una aventura privada y solitaria, para el poeta y para el lector. El granadino Rodríguez Moya atiende a las palabras para captar el sonido de las verdaderas, las que se nos filtran en voz baja. Sabe de la dificultad de la palabra apropiada y de sus disfraces, de sus artificios, desfiguraciones y máscaras ocultadoras de su verdadero significado. «No es fácil escoger el nombre de las cosas», porque ese nombre puede llevarnos por caminos inesperados: «Digo lejos y siento cómo el mar / se desborda en un cuadro».

Los disfraces de las palabras nos conducen por las sendas del desconocimiento: preguntas sin resolver, respuestas que nada comunican, sonidos que no traen el sentido de las cosas y que resultan tergiversaciones: «Alguien lee libertad y levanta murallas, / fronteras insalvables»; como dice el poeta, «las palabras, a veces, se pierden, las disfrazan, / nos confunden, ignoran su sentido». Por otro lado está el murmullo, el ruido que impide entender el significado certero: «Siempre ha habido un murmullo envolviéndolo todo, un ruido permanente» que es el que impide oír el silencio y «las cosas que se dicen en voz baja». Por todo lo dicho, el poeta huye del ruido, de la palabrería y el desorden, de las «frases torpes y oscuras, sin sentido», de una «poética a la que intento no aplicarme». No en vano fue uno de los componentes de la desafortunada antología Poesía de la incertidumbre (2011), manifiesto en favor de la poesía clara y cercana.

Muy diferentes son los asuntos de las otras tres partes del poemario. Los Apuntes para un retrato generacional recuerda las guerras, la pobreza, la locura de una generación, y de las anteriores y de las que siguen. Otro titulado Raquel mira las huellas de Acahualinca alude a la poeta Lanseros. Quizá los poemas de mayor interés son los que versan sobre los recuerdos, «hilos del tiempo que están desanudados», «puzzle imposible de armar», «memoria reinventada».

Uno de los más sugerentes es Tras la puerta, poema en el que el poeta torna al escenario de la infancia para constatar elegíacamente la pérdida, la ausencia. A otros niveles, en su poética del orden, la claridad y el entendimiento, el poeta adopta el ritmo endecasilábico en versos de distintas medidas pero sujetos a concierto.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla