Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

‘Yerma’ es ya patrimonio de todos

Las obras de Lorca, Inclán y Unamuno, entre otros, quedan libres de derechos y pasan a dominio público. Filandó n Creadores como Ramiro de Maeztu, Muñoz Seca, Ramón Acín o Blas Infante, pasan al dominio público con políticos como Primo de Rivera y josé Calvo Sotelo Este año se cumple el centenario de Roa Bastos, Rulfo, Gonzalo Rojas o José María Gironella Son casi 400 creadores de ámbitos muy diversos cuyas obras, ya libres de derechos, están disponibles en la BN

miguel lorenci/carmen naranjo
08/01/2017

 

Fue 1936 un año más que trágico para la historia y la cultura española. Comenzó la Guerra Civil y murieron gigantes de nuestras letras como Federico García Lorca, Ramón María del Valle-Inclán, o Miguel de Unamuno. Son los más destacados de una lista con casi 400 creadores de ámbitos muy diversos cuyas obras, ya libres de derechos, están disponibles en formato digital y de forma gratuita en la web de la Biblioteca Nacional de España (BNE). Y es que de acuerdo con la legislación vigente sobre propiedad intelectual, al cumplirse 80 años de su muerte sus creaciones pasan a ser de domino público. Como viene haciendo en los últimos años, la BNE, ha seleccionado y digitalizado las obras de los autores que fallecieron durante aquel infausto año y que ahora pueden ser difundida libremente, en virtud de la Ley de Propiedad Intelectual. Este año son 377, una cifra considerablemente más alta que otros años debido a las numerosas muertes violentas que se produjeron durante el primer año de la guerra. Además de Lorca, Unamuno, y Valle, aparecen en la lista de la BNE Ramiro de Maeztu o Pedro Muñoz Seca, junto otros narradores, poetas y dramaturgos que por muy diferentes motivos, han caído en un relativo olvido. Autores como Ramón Acín, Manuel Ciges Aparicio, Blas Infante, Emilio Cotarelo y Mori o Eugenio Noel. También el arquitecto y fotógrafo José Manuel Aizpurúa, el ingeniero Leonardo Torres Quevedo o los pintores Alvaro Alcalá Galiano y Alfonso Ponce de León.

Ramiro de Maeztu.

No faltan políticos como José Calvo Sotelo, José Canalejas y Fernández, hijo de José Canales y Méndez y asesinado como su padre, José Antonio Primo de Rivera, su hermano Fernando Primo de Rivera y Onésimo Redondo. Tampoco militares del bando nacional que se sublevaron contra la República como José Sanjurjo y Joaquín Fanjul, y religisos como el padre Rafael Alcocer, cuyos escritos están también desde este domingo libres de derechos de autor. Aportación clave Se ha digitalizado la obra de gran parte de estos autores más desconocidos «pero cuya aportación es clave para obtener un panorama completo del ambiente cultural del momento», según la BNE. La institución ha contado con el asesoramiento de José Carlos Mainer, catedrático de Literatura de la Universidad de Zaragoza, para quien «el recuerdo de la guerra civil debe hacer presente lo que la contienda tuvo de catástrofe cultural, al margen de identificaciones retrospectivas con sus actores». «En el crispado clima internacional de los años treinta, la guerra civil española fue, entre otras cosas, una sangrienta confrontación de simbologías culturales antagónicas que preconizaba su mutua destrucción», añade el catedrático. «Recordar el elenco de los muertos de los primeros seis meses de la guerra civil nos acerca a los términos de una tragedia que se prolongó por dos años y medio más y que, en la España dominada por Franco, no cesó de incrementar después de 1939 el censo de condenas a muerte, persecuciones, depuraciones y encarcelamientos por motivos ideológicos» apunta el catedrático.


Estatua de Ramón María del Valle Inclán. CUENYA

Digitalizados en la BNE

A lo largo de 2017, la BNE presentará un portal dedicado a escritores relacionados con la literatura española en el que habrá un espacio dedicado a los autores fallecidos en 1936 y en el que se ofrecerá una breve semblanza de la vida y obra de cada uno de ellos para poner de relieve sus singularidades.

En España, el plazo en el que expiran los derechos de explotación de las obras es de 70 años a partir de la muerte del autor, para los fallecidos con posterioridad al 7 de diciembre de 1987, cuando se reformó la Ley de Propiedad Intelectual. En el caso de los autores fallecidos antes de diciembre de 1987, el plazo de vigencia de estos derechos —que pueden ser ejercidos por los sucesores o poseedores de dichos derechos— es de 80 años, ya que quedan sujetos a la normativa de 1879. Cumplido ese plazo cualquiera puede utilizar libremente las obras también con fines comerciales a condición de respetar el derecho moral y la autoría.

Fechas a recordar

Pero, además, este nuevo año tiene un buen número de fechas que conmemorar desde el punto de vista literario al cumplirse el centenario del nacimiento de escritores como José Luis Sampedro o Gloria Fuertes en España, o Augusto Roa Bastos y Juan Rulfo al otro lado del Atlántico, y el medio siglo de la muerte de Azorín.

Son algunas de las citas conmemorativas de 2017 en el que también se recordarán aniversarios de obras literarias como los cincuenta años de «Cien años de soledad», de Gabriel García Márquez, o los doscientos transcurridos desde el nacimiento de José Zorrilla.

La primera fecha en este calendario conmemorativo es la del 1 de febrero, cuando se cumplirán cien años del nacimiento en Barcelona del escritor y economista José Luis Sampedro (1917-2013). El Ayuntamiento de Aranjuez (Madrid) organizará diferentes actividades para celebrar la efeméride, ya que dos obras de Sampedro El río que nos lleva (1961) y Real Sitio (1993)) están al menos en parte ambientadas en este municipio, según explicó la Real Academia, a la que perteneció el escritor desde 1991.

El 2 de marzo se conmemorará también el 50º aniversario de la muerte de José Martínez Ruiz, Azorín (1873-1967), perteneciente a la Generación del 98 y uno de los más universales de las letras españolas. Novelista y ensayista, además de crítico literario y traductor, nació en Monóvar (Alicante) el 8 de junio de 1873 e ingresó en la RAE en 1924. Su pueblo natal, así como algunas instituciones de la Comunidad Valenciana, se sumarán a los distintos actos del cincuentenario de su muerte. También se cumple este año el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes, poetisa y autora de literatura infantil y juvenil (Madrid 28 de julio de 1917- Madrid 27 de noviembre de 1998).

Vinculada al postismo y al surrealismo de la posguerra, la poesía de Gloria Fuertes combina la crítica social con un humor tierno e irónico, en los que abundan los juegos de palabras, con un lenguaje directo y coloquial. Fue también autora de numerosos libros para niños, tanto en prosa como en verso, así como de letras de canciones.

Los mexicanos

El año 1917 fue también el del nacimiento del escritor paraguayo nacionalizado español y francés Augusto Roa Bastos, Premio Cervantes en 1989. Nació el 13 de junio en Asunción donde, tras un exilio de casi 50 años -gran parte del mismo durante el régimen militar de Stroessner- falleció el 26 de abril de 2005.

Y el del mexicano Juan Rulfo (16 de mayo de 1917-7 de enero de 1986), Premio Príncipe de Asturias de Las Letras en 1983 y autor de obras como Pedro Páramo o El Llano en llamas y otros cuentos, así como del poeta chileno Gonzalo Rojas, Premio Cervantes 2003. Elena Soriano y José María Gironella fueron otros de los escritores que llegaron al mundo ese año. Más años, doscientos se cumplirán el 2 de febrero del nacimiento en Valladolid del poeta y dramaturgo José Zorrilla (1817-1893), que ocupó la silla L de la Real Academia Española.

El Ayuntamiento de Valladolid conmemorará el bicentenario desde la fecha de su nacimiento hasta el 23 de enero de 2018, cuando se cumplan 125 años de la muerte del autor de Don Juan Tenorio. También Lerma, villa en la que Zorrilla pasó largas temporadas, celebrará esta efeméride. Además, en 1967, hace ahora cincuenta años, se publicaron títulos fundamentales para la literatura en español, según recuerda el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, como es el caso de Cien años de soledad.

Miguel de Unamuno, en la cama, ojea un libro.

 

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado puedes registrarte como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla

 
Última hora
Las noticias más...
Y además...

Diario de León
© Copyright EL DIARIO DE LEON S.A.
Carretera León-Astorga, Km. 4,5 24010. Trobajo del Camino (León) España
Contacte con nosotros: diariodeleon@diariodeleon.es

DIARIO DE LEÓN ,S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Enlaces Recomendados: Vuelos | Cursos y masters | Juegos | Escorts Barcelona | Comienza a ahorrarte hasta un 65% en tu seguro con Regal

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria

Diario de León