Diario de León | Sábado, 21 de octubre de 2017

jiménez de jamuz

‘La puerta estrecha’ sale por la puerta grande

a.g. valencia | jiménez de jamuz 29/11/2015

Se apagaron las luces. El certamen nacional de Teatro Amateur Tierra de Comediante bajó ayer el telón de su decimoquinta edición en Jiménez de Jamuz. Una gala de clausura, conducida por el grupo Seguimos Siguiendo Comedy, de Talavera de la Reina(Toledo), que haciendo de maestro de ceremonia abrazó la entrega de los premios de este festival, que se ha convertido en un referente a nivel provincial y nacional.

Por la alfombra roja desfilaron los actores y las actrices, directores de grupos, público, vecinos y visitantes, diputados y todos quienes «con un trabajo intenso creemos en el teatro», señaló el alcalde de Jiménez y director del certamen, Jorge Fernández, quien reparó en la alegría que «supone haber llegado hasta aquí». Una afirmación que encierra estos tres lustros de ganas e ilusión. «Quisimos hacer un certamen de teatro y no teníamos teatro», empezó el alcalde su intervención, manifestando cómo ha ido evolucionando este festival hasta consolidarse y ser un espejo en el que otros se miran.

Y así empezó la última función. La de los premio. Por la puerta grande de esta edición del certamen salió la obra La puerta estrecha, del Taller de Teatro de Pinto (Madrid). Fue sin duda la representación más laureada consiguiendo, también, el galardón a mejor escenografía, a la mejor actriz principal por la interpretación de Belén Díaz, dando vida a La Pájara, y por el papel desarrollado por Zaida Domínguez, encarnando a La Calaca, como mejor actriz secundaria.

El podio lo completaron El caso Montenegro, de Ukumbi Teatro (Madrid), que se alzó con el accésit. Además, el mejor papel masculino fue para Jesús Gutiérrez por dar vida a Manu, en La manzana de Eva. El mejor actor secundario fue José María Apio, por su papel de Saturnino en Andrónicus, y el premio especial del público recayó en esta misma obra que llevó a escena el Grupo Carpe Diem, de Tomelloso (Ciudad Real).

Con la entrega de los premios se bajó el telón del festival. Un certamen que ya ha vivido una década y media y que ayer lo celebró con la entrega de la revista Quince años en escena. Una publicación que repasa esta andadura, que nació con el propósito de acercar al mundo rural la cultura y el arte de primera mano. Objetivo conseguido, pues en total, edición tras edición, se han subido al escenario 172 obras y ya se han superado las 30.000 butacas vendidas. Tierra de Comediante suma y sigue.