Diario de León | Viernes, 22 de septiembre de 2017

«Los niños son hoy huérfanos digitales»

l Abusar de los videojuegos provoca sordera, tendinitis y dolores de espalda.

10/02/2016

p.r. | león

Ciberbullying, sexting, grooming... son algunos de los peligros más comunes a los que se enfrentan cada vez más niños leoneses mientras sus padres creen que simplemente están jugando con videojuegos. Las nuevas generaciones de consolas —que permiten jugar online con usuarios de todo el mundo— han fomentado este tipo de ataques en los últimos años. Los expertos recuerdan a los progenitores la «importancia capital» que tiene conocer a lo que juegan sus hijos. «Estamos dejando explorar a los niños sin darles ningún tipo de pautas», asegura a este periódico David Cortejoso Mozo, psicólogo experto en nuevas tecnologías.

«Una gran parte de los menores son hoy auténticos huérfanos digitales», señala mientras insiste en que los padres deben «informarse y formarse» para prevenir los peligros que se extienden sin control en Internet.

Esta falta de conocimiento sobre los videojuegos por parte de los adultos permite que muchos menores consuman juegos inapropiados para sus edades. Pese a que las carátulas indican la edad mínima aconsejada para utilizar cada juego, es cada vez más frecuente que los niños se encuentren con asesinatos, violaciones y sexo como parte esencial de la trama de un juego. «La vorágine en la que se mueve el mundo hoy en día hace que los videojuegos se hayan convertido en una niñera», remarca Cortejoso, crítico con algunos padres «que muchas veces no se quieren dar cuenta de los peligros que corren sus hijos».

Al acoso y los contenidos inapropiados se suman con cada vez mayor frecuencia problemas físicos. «En España ya se dan casos de tendinitis, complicaciones en la espalda, sordera o lesiones en las manos en menores de edad provocados por el abuso de los videojuegos». El experto en nuevas tecnologías recuerda que estos juegos «deben ser un elemento más de disfrute personal de la familia, pero no el único. Es básico ofrecer a nuestros hijos otras alternativas de ocio como los juegos de mesa, el deporte o los juegos al aire libre».

Por otra parte, Cortejoso también destaca las ventajas que tiene en los pequeños el uso moderado de los videojuegos. «Tienen su parte educativa. Está demostrado que muchos juegos mejoran la capacidad de atención de los niños o les ayudan a adquirir habilidades que les pueden ser muy útiles en el futuro», finaliza.