Diario de León | Miércoles, 18 de octubre de 2017

Eras Norte recurre a la vigilancia privada para frenar la ola de asaltos a viviendas

Los vecinos se constituyen en asociación para ejercer sus derechos ante el aluvión de robos en el área residencial.

11/01/2017

L. urdiales | león

Los vecinos del límite norte de la ciudad han decidido contratar vigilancia privada para defenderse en colectivo de la oleada de asaltos que asolan la zona residencial desde el pasado otoño. La primera reacción de los vecinos contra el aluvión de allanamientos y robos con violencia que padecen no aportó el resultado esperado. Hace poco más de un mes, tras una reunión asamblearia en plena calle, decidieron exigir a las autoridades algunas medidas cautelares para frenar el acoso de la delincuencia; más presencia policial para disuadir a las bandas de salteadores. La actividad delictiva se acentuó con motivo de las fiestas navideñas; y a la veintena de desfalcos que se contaban durante la parte final del otoño se une ahora otra avalancha, en cuantía similar, que ha terminado por acelerar los plazos y medidas dispuestos por los habitantes de este área residencial para sacarse de encima la amenaza continua de inseguridad: se constituyen como asociación vecinal, que lleva por norma desde ahora Eras Norte y según han cursado en los trámites legales que oficializan la entidad. En la trastienda de los principios fundacionales, una garantía mínima de la seguridad en sus domicilios, que ha saltado por los aires en el último trimestre según se advierte en el parte de incidencias de denuncias registradas en la zona. Y de esa intención se acomete la determinación, inédita en León, de defender el entorno con vigilantes privados. A tal efecto, contratan a una empresa especialista en este sector, que apostará en el contorno de la urbanización levantada sobre viviendas unifamiliares a dos guardas de manera permanente, las 24 horas del día; estos agentes privados que realizarán patrullas de vigilancia desde dos vehículos que se irán alternando en diferentes puntos de la zona a vigilar, demarcada por la distribución urbana que surgió de la expansión de la ciudad Eras de Renueva arriba. Se trata de un núcleo urbano que forman trescientas seis unidades o construcciones; 306 unidades familiares, 306 vecinos de León, de los que una parte notoria, 217, ya se han sumado a la asociación recién constituida. «En los próximos días creemos que se irán sumando más asociados en esta zona, porque se han cursado circulares a todos los residentes afectados para darles a conocer las decisiones que hemos adoptado con el fin de buscar mejorar las condiciones de seguridad que ahora padecemos», explicó Francisco Martínez Fidalgo, presidente de este nuevo colectivo vecinal.

De las denuncias manifestadas por los residentes, permanente diana de los ladrones desde octubre, prendió el interés inmediato por parte de los responsables de seguridad ciudadana del Ayuntamiento de León; se han producido reuniones ya entre el concejal Fernando Salguero y la jefa de la policía Local, Edelmira Martínez, con el fin de tratar de acercar un despliegue policial efectivo capaz de disuadir a los asaltantes.