Diario de León | Lunes, 29 de mayo de 2017

la reconquista urbana

Un Guzmán más hospitalario

Promueven un gigantesco mural en una fachada de Ordoño II; el dedo índice del caballero medieval invita a entrar en León en vez de a salir

21/02/2017

m. romero | león

El tamaño importa. Un Guzmán con las dimensiones de un edificio pretende cambiar el implacable mensaje de «si no te gusta León, ahí tienes la estación» que se atribuye al imaginario del caballero medieval. Un proyecto de renovación urbana promovido por una constructora, aceptado por la Concejalía de Empleo, Promoción Económica y Educación, ideado por el artista Salvador Armesto y aprobado por los vecinos del número 39 de Ordoño II, donde se ubicaría, puede dar un giro radical a la panorámica de la ciudad vista desde su acceso principal para el turista, el puente de los Leones. El asunto lleva semanas fraguándose a fuego lento, pero no fue hasta ayer cuando se destapó la idea de pintar en las fachadas de cemento del citado edificio la figura de un Guzmán el Bueno a tamaño XXL. Su mano derecha, en la que lleva el cuchillo que simboliza su lealtad al rey, no apuntaría a la estación de trenes, sino que invitaría a entrar en una ciudad abierta y monumental bajo el lema Ahí tienes León. Ese es el nombre de un proyecto que se tambalea antes de nacer. El grupo municipal de UPL arremetía ayer contra el Ayuntamiento ante el falso rumor —rápidamente desmentido por el portavoz del PP— de que León iba a pagar 400 euros mensuales a la comunidad de vecinos por el uso de la fachada. La polémica coincidió con la reunión vecinal en la que se debatió la oportunidad de mejorar las viejas fachadas. Los residentes están receptivos al cambio de imagen, pero quieren garantizar la conservación de la pintura mural en los próximos años, para lo que han creado una comisión que tomará la decisión final sobre las obras y su seguimiento.

El trabajo, de prosperar, resultará impactante por la imagen y su contexto. La fachada en forma de ‘z’ que se levanta sobre el edificio del viejo sanatorio Miranda transmitirá un mensaje mucho más amable que su equivalente humano.