Diario de León | Miércoles, 28 de junio de 2017

Rajoy avisa: «No se puede dar marcha atrás en las reformas»

El presidente dice que mejorará la previsión de crecimiento de la economía hasta el 2,7%.

21/04/2017

Lucía Palacios | Madrid

«Ahora toca avanzar, avanzar y avanzar». Son palabras de Mariano Rajoy, que dejó claro que, para que España pueda «mirar el futuro con optimismo», no se puede dar «marcha atrás en las reformas emprendidas porque han funcionado». Éste fue el mensaje que el presidente del Gobierno lanzó ayer en la clausura de la asamblea general de la Ceoe, que conmemoró sus 40 años de historia, y en donde también anunció que el Gobierno a finales de la semana próxima —aprovechando la actualización del Programa de Estabilidad que han de enviar a Bruselas— mejorará en dos décimas su estimación anterior de subida del Producto Interior Bruto (PIB) para este año, dejándolo así en el 2,7%.

Ya lo había anunciado esta semana el ministro de Economía Luis de Guindos, pero Rajoy ha puesto ya la cifra concreta y justificó esta decisión en que los datos conocidos aconsejan elevar esta previsión puesto que «hemos sido prudentes en nuestras previsiones económicas». Aún así, el mandatario dejó caer que aún queda margen para seguir mejorando, puesto que el 2,7% de crecimiento sigue estando por debajo de la mayoría de los pronósticos.

Más datos

El Banco de España ya ha estimado que la economía española avanzará un 2,8% este año y el BBVA lo eleva al 3%. El FMI, sin embargo, mejoró su estimación pero lo dejó en el 2,6%, una décima menos de lo estimado ahora por el Gobierno. «Sigue estando por debajo de los pronósticos, pero la consideramos realista y prudente», puntualizó el mandatario.

El jefe del Ejecutivo pronosticó además que el crecimiento económico será «muy positivo» también para los años 2018 y 2019 «si hacemos las cosas bien», lo que llevaría al país al objetivo principal de lograr los 20 millones de ocupados en 2020 creando cada año medio millón de empleos. «Ese es el objetivo, se puede conseguir, les pido su ayuda y yo aportaré todo lo que pueda y sepa», prometió Rajoy. Eso sí, insistió en que para ello, para que «se abra una larga etapa de crecimiento y prosperidad», no puede haber «marcha atrás a las reformas, ni freno en las nuevas».