Diario de León | Miércoles, 23 de agosto de 2017

LOS EFECTOS DE LA FALTA DE LLUVIA

El Páramo Alto pedirá la declaración de zona catastrófica si no llueve durante mayo

Los regantes reivindican la necesidad urgente de construir las balsas de Morales y la Rial

21/04/2017

Armando medina | santa maría

La Comunidad de Regantes del Canal del Páramo (Páramo Alto) pedirá que sea declarada zona catastrófica si no mejora la situación de sequía que se vive. «Si en el mes de mayo no se revierte la situación, solicitaremos la declaración de zona catastrófica», afirmó ayer su presidente, Ramón Ferrero, que calificó como «muy, muy preocupante» el momento actual. Ferrero aseguró que «creo que estamos incluso peor que en el 2012, salvo que en el mes de mayo llueva y, por lo menos, nos dé la opción de no tener que desembalsar para que nazca el maíz».

En estos momentos los agricultores de esta comunidad de regantes están preparando el terreno o sembrando el maíz sin saber a ciencia cierta el agua de la que dispondrán para sacar adelante el cultivo. «Están sembrando en seco. No hay más que darse una vuelta por el campo y ver las ‘polvoreras’ que levantan los tractores. Así es muy difícil que nazca nada. Con el poco agua que hay en el embalse de Barrios de Luna, si tenemos que gastar todo el mes de mayo para la nascencia, muy poco quedará para cuando llegue la campaña de riego intensivo», comenta Ferrero.

El dirigente de los regantes recuerda que a día de hoy el pantano tiene almacenados unos 180 hectómetros cúbicos de agua, «de ahí hay que quitar el cauce ecológico, la que se destina al Ayuntamiento de León y la reserva que debe quedar a fin de campaña, que supone entre todo unos 60 hectómetros cúbicos, y para el riego dispondríamos de 120 hectómetros». Lo que se estima como totalmente insuficiente para salvar los cultivos.

La comparación con la campaña 2012, que se toma de referencia como la última gran sequía, sólo permite a los agricultores encomendarse a las lluvias de mayo, como bien repiten. En aquel 2012, el agua embalsada a estas fechas era incluso menos que hoy. Pero entonces el cielo fue benévolo y las lluvias de las siguientes semanas hicieron que hasta bien avanzado mayo no fuera necesario sacar ni un litro del embalse que a día 31 de ese mes se había recuperado hasta los 209 hectómetros cúbicos. Hoy, en cambio, el agua que sale ya es más de la que entra y si es necesario hacer uso de ella para el nacimiento del maíz, la situación se complicará aún más.

Ante esta situación crítica Ramón Ferrero subraya la necesidad de construir las balsas de Los Morales y La Rial. «Si ya hubieran estado hechas tendríamos 33 hectómetros cúbicos más», señala. Y añade que «en años como éste es cuando se ve la necesidad del almacenamiento de agua. Por ello vuelvo a exigir que se aceleren los trámites para que estas balsas estén en funcionamiento cuanto antes». El presidente del Páramo Alto se queja del largo tiempo que se está extendiendo el proceso de reclamaciones y alegaciones, «que parece que todavía no están resueltas. Urgimos y exigimos que se resuelva ya este tema y se construyan las balsas porque, en años de escasez, el pantano de Barrios de Luna no es capaz de abastecer a las 52.000 hectáreas que dependen de él».