Diario de León | Sábado, 19 de agosto de 2017

EL FUTURO DEL CARBÓN

Gas Natural busca fórmulas para que la térmica de La Robla sea viable y cumpla las emisiones

La decisión sobre la inversión en la térmica se tomará a principios del próximo año

21/04/2017

maría j. muñiz | barcelona

Gas Natural Fenosa tiene ya en fase de estudio un sistema que permitirá a la central térmica de La Robla «cumplir completamente» la directiva europea sobre emisiones. La compañía recuerda de nuevo que la decisión sobre la inversión en la térmica para adaptarse a las exigencias medioambientales dictadas por la UE puede tomarse hasta el 1 de julio de 2020, ya que se acogió al Plan Nacional Transitorio. Sin embargo, fuentes del sector señalaban ayer que la decisión sobre la inversión puede tomarse a principios del año que viene; aunque matizaban que en todo caso la decisión final dependerá de la competitividad de la central y del entorno del mercado eléctrico. En especial de la competitividad de la generación eléctrica con carbón, así como del resto de las centrales térmicas. Precisamente el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, incidió ayer en la junta general de accionistas de la compañía en el lastre que para la comeptitividad y los resultados de las empresas supone el sistema de impuestos de la energía en España. Y calificó de «incongruente» que mientras el objetivo de las políticas energéticas de la UE es una reducción de las emisiones de CO2, el consumo del carbón haya registrado un fuerte repunte y los precios de las emisiones hayan descendido más de un 30% el año pasado.

Villaseca señaló respecto a la térmica de La Robla que no se ha tomado la decisión de inversión, y que en todo caso depende de cuál sea la política medioambiental que marque el Gobierno de cara al futuro; así como de «si económicamente tiene sentido invertir». Y recordó que en el tema del carbón «las decisiones son las que marcan las autoridades».

Sistemas instalados

Fuentes de la compañía energética señalaron ayer que están estudiando «la mejor opción» para el futuro de la central, o desulfurar o eliminar el NOx. En este sentido, indicaron que la térmica ya dispone de una desulfuradora «que funciona perfectamente, si no no podría quemar el carbón de la Hullera Vasco Leonesa, que es el que tiene un mayor nivel de azufre en la provincia».

Además, para reducir los niveles de NOx se ha puesto en marcha un sistema denominado Over Fire Air (OFA), que consiste en «inyectar aire por encima de la llama de combustión, reduciendo la temperatura y la emisión. Con ello hemos reducido ya en un 20% aproximadamente las emisiones de NOx».

Gas Natural Fenosa demanda un cambio en la política impositiva del mercado energético que España, que castiga de forma especial a las térmicas. Villaseca denunció que la carga hace que la generación no sea competitiva respecto a otros países, lo que lleva a que buena parte de las centrales (sobre todo ciclos combinados) funcionen muy por debajo de su capacidad mientras se importa electricidad de Francia y Portugal.