Diario de León | Viernes, 23 de junio de 2017

RADIOGRAFÍA ECONÓMICA ■ ASÍ ESTÁ LEÓN

España Duero ve un panorama desolador para la provincia, que sólo crece un 2,9%

La tasa de paro será la segunda de la autonomía y la actividad económica descenderá hasta la penúltima posición

21/04/2017

miguel ángel zamora | león

España Duero presentó ayer un informe económico que dibuja un panorama desolador para la provincia de León en materia económica. De acuerdo a sus previsiones, León será la penúltima provincia de la comunidad autónoma en crecimiento, con un 2,9%. Ya ocupó el mismo lugar en mejor económica en 2016: un puesto por delante del peor de la autonomía. La provincia registrará la segunda tasa de paro más alta de las nueve que componen el territorio de la Junta (18,7%) en caso de cumplirse las expectativas de la entidad financiera, que subraya que las exportaciones cayeron notablemente (5%) el año pasado y las importaciones aumentaron un 45,7%. El índice de rotación es la proporción entre las empresas que se crean y las que se disuelven. Una provincia marcha mejor cuanto más inferior es ese índice. EspañaDuero remarca que el de León es muy bajo, pero ha crecido mucho este año, un 25%.

Por contra, el turismo se incrementó un 13% en León, la segunda provincia que más crece en este sector. En turismo rural, el incremento es muy importante. La compra y venta de inmuebles registra un incremento bastante fuerte. En hipotecas la leonesa es la segunda provincia de más actividad. El valor de las viviendas apenas registró modificación. También León es la provincia en la que se registró una mayor actividad de compra de vehículos. El empleo crece en el ámbito rural pero cae en la construcción.

INDICADOR SINTÉTICO

Según el Indicador Sintético, la actividad económica en la provincia de León se ha desacelerado en el cuarto trimestre de 2016 y se estima un crecimiento interanual del 2,6%, tres décimas menos que la autonomía, si bien estas tasas no son estrictamente comparables, con un especial avance de los indicadores relacionados con la demanda interna y la actividad turística. Para el conjunto del año, la tasa de crecimiento se sitúa en el 2,9% en la provincia, igualmente por debajo del valor estimado para la Comunidad Autónoma (3,2%), en tanto que para 2017 se espera una ralentización en el ritmo de crecimiento, que se situaría en el 1,9% (2,3% en Castilla y León).

El informe califica de «favorable» la trayectoria de la tasa de desempleo, pero tras los datos fríos se esconde la realidad: la provincia es la que tiene una tasa de paro más alta de la autonomía, cuatro puntos por encima de la media de Castilla. En cuanto a los indicadores empresariales, se crearon 527 sociedades en 2016 en la provincia, el 17,5% del total regional, aunque se constata una disminución anual del 4,2%, frente al aumento observado en Castilla y León (5,8%), contraste que aún es más acentuado si se León considera el importe constituido (-47,3%% y 127,9%, respectivamente). En 2016 se disolvieron 160 sociedades, el 14,8% de la Comunidad, lo que supone un aumento anual del 15,1% (-0,7% en Castilla y León). En consecuencia, el índice de rotación (porcentaje de sociedades mercantiles disueltas sobre creadas) se sitúa en el 30,4%, inferior al de la Comunidad (35,9%), si bien en el primer caso ha aumentado 5,1 puntos porcentuales con respecto a 2015 y en el segundo se ha reducido un 2,4%.

La trayectoria del sector construcción muestra el desplome de la actividad tanto en la obra pública, con una caída anual de la licitación en el conjunto de 2016 del 30,3% (-11,7% en Castilla y León), como en la actividad residencial, con un retroceso en el acumulado enero-septiembre de la vivienda terminada del 73,3% (-35,3% en la Comunidad).

MAL EMPLEO

No es mucho más alentador el panorama en materia de empleo. La tasa de paro se ha situado en el 18,7% en el cuarto trimestre (14,8% en la Comunidad), en torno a 1,6 puntos menos que hace un año (-2,8 en Castilla y León). Por sectores, la ocupación ha crecido a buen ritmo en el cuarto trimestre en los servicios y la industria (2,4% y 6,6%, respectivamente), y con gran intensidad en la agricultura (21,3%), pero retrocede en la construcción (-2,6%).

Con la perspectiva del conjunto del año, la visión también resulta positiva, aunque con un menor pulso, con aumentos de los activos (0,4%), del empleo (3,0%) y reducción del desempleo (-9,2%).