Diario de León | Miércoles, 18 de octubre de 2017

PROVINCIA ■ EL PROBLEMA DE LA FALTA DE LLUVIAS

La CHD cancela el riego con el embalse del Luna y limita el agua al consumo humano

La falta de aportaciones a los embalses impide aprobar nuevas dotaciones de agua para el campo

05/09/2017

A. Domingo | Redacción

Ni una gota más para el campo. Las peores previsiones se han cumplido, motivo que imposibilitó ayer a la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) «aprobar aportaciones adicionales a las dotaciones de regadío ya consumidas». Con la ley en la mano, el abastecimiento humano y los caudales ecológicos prevalecen, lo que significa que este mes sólo se regará en la parte modernizada de Payuelos, Margen Izquierda del Porma y Páramo Bajo.

Los regadíos del embalse de Los Barrios de Luna continúan languideciendo, incluso en las comunidades en las que no se ha consumido la dotación de agua por hectárea fijada a principio de la campaña.

Con independencia de lo que la comisión de seguimiento de la sequía cierre hoy la campaña en el Órbigo, no habrá nuevos desembalses para regar, según confirmó el presidente del Sindicato Central de Regantes del Embalse de Los Barrios de Luna, Ángel González Quintanilla. En el mejor de los casos, «y es bastante improbable», podría darse un último riego a la remolacha «si hay aportaciones al embalse este mes y si fuera necesario». Sin embargo, el riego de apoyo a la raíz tan sólo se daría en aquellas comunidades «que no agotaron su dotación de agua», aseguró.

A tres semanas del fin del año hidrológico —el 30 de septiembre—, «las últimas lluvias registradas en las cabeceras de los ríos y los embalses no se han traducido en un aumento perceptible de los caudales de entrada», señalaba ayer una nota de prensa de la CHD, por lo que la comisión decidió mantener las reservas mínimas de los embalses que había fijado bien en abril o en su reunión de julio, cuando redujo la cantidad de fin de campaña para varios embalses, entre éstos Los Barrios de Luna, Riaño y Villameca.

Diez puntos menos

Los embalses del Estado en la cuenca del Duero almacenan 736,3 hm3; es decir, un 25,6% de su capacidad. La cifra no alcanza la mitad de la reserva que se acumulaba el año pasado por estas fechas y está 21 puntos por debajo de la media de la última década, destacaba ayer la CHD.

La cuarta parte de la capacidad total supondría para los embalses del Duero en la provincia una situación menos apurada que la actual, dado que frente a una capacidad total de 1.296 hm3 sólo se contabilizaban ayer 191,55, lo que representa menos del 15% de las reservas posibles. El año anterior, las presas de Villameca, Luna, Riaño y Porma contenían 589 hectómetros, —un 45,5%— y la media de los últimos diez años se situó en 516,3 hm3 —el 39,8%—.

Difícil de llenar

Ante la situación de los embalses —convertidos en lugar de paseo para muchos ante el atractivo de observar paisajes velados por el agua— y cuando aún no se han contabilizado los daños en los cultivos de primavera, los agricultores ya miran a las siembras de la próxima campaña agrícola, dadas las dificultades que supondrá en muchos embalses llegar a valores que permitan desarrollar el próximo año una campaña agrícola normal.

Es mucha la cantidad de lluvia y nieve necesarias para empapar unos terrenos resecos, recargar acuíferos y conseguir aportaciones que eleven el nivel de los embalses.