Diario de León | Viernes, 22 de septiembre de 2017

CULTURA ■ MÚSICA

El Festival de Órgano trae cola: 21.500 espectadores

La nueva edición sonará más que nunca en la Catedral con 17 conciertos, gracias a que la Junta se apuntó a última hora a un ciclo musical con 83.700 euros de presupuesto

13/09/2017

verónica viñas | león

A Samuel Rubio, director del Festival de Órgano, la Junta le dio una sorpresa en mayo de 20.000 euros. Aunque el programa de esta edición, coproducido por el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), ya estaba cerrado, hubo tiempo para añadir cinco conciertos. Al final, la Catedral de León acogerá, a partir del día 21, 17 recitales —todos a las 21.00 horas y gratuitos— a cargo de algunos de los mejores organistas del mundo.

Si el año pasado los doce conciertos sumaron 21.500 espectadores y un nivel de ocupación del 93 por ciento —algo excepcional en España, según el director del CNDM, Antonio Moral—, esta edición podrían dispararse las cifras, que ya superan en 7.500 espectadores a las del Purple, el otro gran festival leonés.

Aunque la Junta fue una de las cinco instituciones que sufragó el nuevo órgano de la Catedral, sin duda «el mejor de Europa», en palabras de Rubio, el gobierno autonómico había dejado huérfano a un festival que, en los peores momentos, sólo contó con el respaldo del CNDM —el mismo que financia el Ciclo de Músicas Históricas en el Auditorio—.

En esta edición, a los 20.000 euros aportados por la Junta hay que sumar 30.000 del Ayuntamiento, 33.700 del CNDM, más los dos conciertos que sufraga el Cabildo de la Catedral, a cargo del organista titular, Giampaolo di Rosa (los días 5 y 6 de octubre).

El programa

La música de Oliver Messiaen, coincidiendo con el 25 aniversario de su muerte, será la estrella de esta edición. Sonará su música en los conciertos de los organistas David Briggs (protagonista del concierto inaugural), Jean-Baptiste Monnot, Giampaolo di Rosa y Óscar Candendo, además de formar parte del programa del clarinetista José Luis Estellés y del contratenor Carlos Mena, que cantará obras suyas acompañado al órgano por Jeremy Joseph.

Además de las obras del compositor francés que creó el Cuarteto para el fin de los tiempos para los cuatro instrumentos disponibles en el campo de concentración de Görlitz (Silesia), en esta edición también sonará mucho Bach y Monteverdi, del que se celebra el 450 aniversario de su nacimiento. Como viene siendo tradicional, el festival recuperará obras de los viejos manuscritos musicales de la Catedral. La mezcla de canto gregoriano —a partir de códices de la Catedral, lo que supone su estreno en tiempos modernos de liturgias procesionales de los santos Isidoro, Antolín y Santiago— junto a músicas organísticas contemporáneas de Flor Peeters, Manuel Castillo y Naji Hakim, de la mano del conjunto vocal Schola Antiqua, conforman una de las programaciones más completas de las 34 ediciones del festival.

Estrellas del órgano

En el programa de este año destacan los nombres de Stephen Tharp, considerado el mejor organista norteamericano, y la londinense Jennifer Bate, quien interpretará una de las obras más importantes de Messiaen, La Natividad del Señor. Los amantes de la improvisación tienen una cita ineludible con David Briggs, quien tras participar hace dos años en la Catedral en la integral de Bach, ya dio prueba de sus virtudes para ‘tocar sobre la marcha’. Este año irá un poco más lejos e improvisará sobre temas proporcionados por el público.

Rubio afirmó ayer que los grandes organistas «hacen cola» para tocar en la Catedral de León, aunque dejó caer que, pese al retorno de la Junta, «hace una eternidad» que la Sinfónica de la comunidad no toca en el festival. «Ya no se entiende el otoño leonés sin la música de la Catedral», según Rubio, quien destacó la talla de los once organistas que desfilarán por el templo gótico, así como la voz del más importante contratenor español, Carlos Mena.

El alcalde de León, Antonio Silván, puso el énfasis en los 34 años de un festival que ha superado muchas dificultades, «ofreciendo siempre calidad». Mar Sancho, directora general de Políticas Culturales de la Junta, añadió que «ningún festival cuenta con un escenario tan privilegiado». En su opinión, el hecho de que los 17 conciertos se prolonguen durante mes y medio (del 21 de septiembre al 3 de noviembre) «es un activo para la dinamización del turismo». Rubio, que tuvo que contener las lágrimas, recordó que el primer año del festival «éramos siete», mientras que ahora los conciertos «nunca bajan de los mil espectadores».