Diario de León | Martes, 21 de noviembre de 2017

LEÓN ■ TRIBUNALES

Ordenan el desahucio de una familia con dos hijos menores que okupa un piso social de la Junta

Perdieron la vivienda de alquiler con la crisis. Stop Desahucios dice que la casa de alquiler social que okuparon estaba vacía. Han pagado algunos recibos de la comunidad

M.A.Z. | LEÓN 13/09/2017

Si no hay nueva orden, una pareja y sus dos hijas de nueve y once años serán desahuciadas hoy a las diez y media de la mañana de la vivienda que okupan ilegalmente desde hace meses. Se da la circunstancia de que el piso en el que residen desde que tuvieron que dejar su vivienda habitual por no poder pagar el alquiler es una vivienda social de la Junta de Castilla y León. «Están desconcertados y tienen una profunda esperanza de que el lanzamiento no se produzca», declaraban ayer a este periódico fuentes de su entorno. Se trata de una familia que, como consecuencia de los problemas laborales del cabeza de familia, dedicado al transporte, perdió su vivienda de alquiler. Ocurrió hace cuatro años y desde entonces se trasladaron a una urbanización de viviendas sociales que hay en Armunia, en la calle de Miguel Hernández. La okuparon y en 2014 se empadronaron, incluso han llegado a pagar algún recibo de la comunidad de vecinos. No ahora, que mantienen una deuda que pretenden liquidar si finalmente la Junta les concede el inmueble a cambio de un alquiler social. También pagan seguro en esta dirección.

Desde Stop Desahucios aseguran que se trata de una vivienda propiedad de la Junta de Castilla y León que debería haber estado destinada a usos sociales pero permanecía vacía cuando el afectado, ante la emergencia que suponía verse en la calle con su familia, decidió ocuparla en el año 2013.

El colectivo denuncia esta situación. Les parece «insólito» que la propia Junta, que reconoce la situación de necesidad de la familia, sea «la que se haya atrevido a cursar la petición de desahucio ante el juzgado». Una de los portavoces de la entidad social que apoya a la familia, María Jesús López, exige que la Junta, competente en materia de vivienda y con posiblidad de permitir a estas personas continuar residiendo allí, demuestre «buena voluntad política».

Desde Stop Desahucios León denuncian «la escasez de viviendas que ofrece la Junta en la ciudad de León», razón por la cual propusieron la creación de un parque de vivienda social al Ayuntamiento, idea que todos los grupos apoyaron, pero fue echada abajo a finales de 2016. Saber que la propia Junta tenía una vivienda libre en 2013 y jamás la puso a disposición de las familias necesitadas «resulta indignante», declaró López.

Entienden que la Junta no tiene derecho a desahuciar a una familia necesitada de esta vivienda, que además, al ocuparla, ha realizado unas obras de adecuación y habitabilidad que le correspondían a la propia Junta. Además de ofrecerles el alquiler social en esa misma casa, la Consejería de Fomento debería publicar la lista completa de viviendas de su propiedad destinadas al alquiler social.