Diario de León | Miércoles, 20 de septiembre de 2017

LEÓN ■ EL INFORME

La Junta aconseja que los deberes escolares duren entre una hora y una hora y media

Educación presenta una guía de buenas prácticas para docentes, que deben coordinarse para no cargar a los alumnos

14/09/2017

A. Calvo | León

No más de 60 minutos para los alumnos de Primaria y no más de 90 para los de Secundaria. Esta es una de las recomendaciones de la Guía sobre deberes escolares para las buenas prácticas en la enseñanza básica presentada ayer por la Consejería de Educación que indica que «en los dos o tres primeros cursos de Primaria deberían sugerirse deberes no obligatorios para compartir con la familia como lecturas, actividades creativas, programas infantiles de TV o radio, visitas culturales o medioambientales». Otra de las recomendaciones es que todos los docentes que dan clase al mismo grupo deberían tener una visión global de la tarea que se les exige realizar en casa a los alumnos y matizando que la mayoría de los deberes conviene que sean resueltos sin ayuda de la familia y ser completados por el niño.

Considerando que los deberes escolares son «las tareas o actividades escolares obligatorias asignadas por el profesorado para ser realizadas por el alumnado fuera del aula y la jornada escolar, generalmente en el entorno doméstico», el 83% de las familias que participaron en la encuesta realizada por la Consejería de Educación para abordar la elaboración de la guía consideraron que los deberes escolares son útiles pero deberían reducirse los fines de semana, las vacaciones y los puentes.

Recomendaciones

Además del tiempo y la coordinación de los docentes para no saturar a los niños con deberes de muchas materias, la guía recomienda que siempre que sea posible, el profesor debe aclarar el sentido y alcance de los deberes que pone a sus alumnos, explicar cómo deben hacerlos y, en su caso, si serán valorados y evaluados y cómo; es recomendable que el profesorado programe los deberes de su área o materia, a lo largo de una semana en Primaria o quincenalmente en ESO; realizar siempre un seguimiento de los deberes que puede ir desde la simple comprobación de su ejecución hasta la corrección, colectiva o individual, en clase; evitar que los deberes escolares se conviertan en una medida disciplinaria y los centros, ante las dificultades de determinadas familias para facilitar a sus hijos espacios, tiempo y recursos para realizar los deberes escolares, proporcionen alternativas.

Un 44% de los alumnos de Primaria son partidarios de deberes y un 12% manifiesta su rechazo. En ESO, solamente el 13% muestra una actitud favorable y un 39% expresa su rechazo hacia los deberes. Las áreas o materias con mayor proporción de deberes según el alumnado encuestado son Matemáticas (31% Primaria, 28% ESO), Lengua castellana (28% Primaria, 20% ESO) e Inglés (16% Primaria, 17% ESO).