Diario de León | Sábado, 16 de diciembre de 2017

El sultán absoluto de Brunei

Cincuenta aniversario en el trono del hombre más rico del mundo, después de Bill Gates Una dinastía de siete siglos.

06/10/2017

marco zabaleta | data

El sultán Hassanal Bolkiah de Brunei, el hombre más rico del mundo hasta que le destronó Bill Gates, cumplió ayer el quincuagésimo aniversario en el trono como un rey absoluto que cada vez se apoya más en el islam y la sharía (ley islámica).

El vigésimo noveno sultán de una dinastía con cerca de siete siglos de antigüedad gobierna un Estado de poco más de 400.000 habitantes y una superficie de casi 5.800 kilómetros cuadrados, más pequeño que Palestina, situado en el norte de la isla de Borneo.

Además de soberano, jefe de Estado y guía espiritual, el mandatario de 71 años desempeña el cargo de primer ministro y lleva las carteras de Asuntos Exteriores, Justicia, Defensa, Finanzas y Comercio.

El sultán, al que se le calcula una fortuna de 20.000 millones de dólares (16.990 millones de euros), maneja las cuentas estatales y los beneficios extraídos por la explotación del petróleo y gas de las reservas del país, que representan más de la mitad del PIB y que se habrán agotado antes de 20 años.

Bolkiah, que en su juventud estuvo más interesado en el juego, las mujeres, las fiestas, el polo y los coches que en la política, acredita su reinado con el ‘Melayu Islam Beraja’ (monarquía islámica malaya), la ideología oficial.

La doctrina es básicamente, según el artículo The Oppression of Brunei, un intento de justificar por medio de la fe el derecho del monarca a reinar sin oposición.

En 2015, se prohibió la Navidad en público, las luces y árboles navideños, los villancicos y otras tradiciones que acostumbran a acompañar a esta festividad, aunque se permitió la celebración en la intimidad de los hogares. Falta de democracia en un país en el que la educación y la sanidad son gratuitos.