Diario de León | Martes, 17 de octubre de 2017

RESTAURANTE ALFONSO VALDERAS

La excelencia es posible

Restaurante Alfonso Valderas. Calle Arco de Ánimas 1 1º (León). Teléfono 987 20 05 05 y 987 20 02 29. www.restaurantevalderas.com. Con sus tres salones totalmente renovados, lo que no cambia es la calidad de sus platos ni el trato exquisito a sus clientes. Su santo y seña es el bacalao, aunque tampoco se quedan atrás sus carnes y entrantes

p.r.b. 06/10/2017

Con casi 20 años a sus espaldas, el Restaurante Alfonso Valderas de la capital acaba de reformar sus instalaciones hace apenas dos meses para ofrecer una imagen totalmente renovada con un mayor confort y servicio a sus clientes. «Todo lo hacemos pensando en ellos», señala su propietario. Sus tres salones son ahora más cálidos y agradables. Lo que no cambia desde 1998 es la calidad de sus platos ni tampoco el hecho de haberse convertido en un referente de los grandes pescados frescos, sobre todo del bacalao. Pocos lugares en España alcanzan el grado de perfección que logra el Valderas cuando se trata del que sin duda es su plato estrella. Buena fe de ello dan cada año sus Jornadas del Bacalao así como las numerosas formas de cocinarlo que ofrecen.

Situado en pleno centro de la capital —en la calle Arco de Ánimas 1 1º— el Valderas puede disfrutarse tanto al mediodía como por la noche (salvo los domingos, que sólo abre para comer). Al margen del bacalao, nadie debería perderse sus carnes rojas, sus ensaladas o su exquisita variedad de entrantes. Todo cocinado con escrupulosa perfección, donde cada mínimo detalle se cuida al máximo. Esa ha sido su filosofía y así seguirá siendo.

Mención aparte merecen sus postres caseros o la selecta carta de vinos denominación de origen que incorporan para maridar cualquier plato. Cuentan con amplios menús destinados a eventos, reuniones o celebraciones especiales.

El Restaurante Alfonso Valderas de siempre ha sabido readaptarse a los tiempos sin perder su esencia dispuesto a sorprender una vez más a sus clientes de siempre y convencido de que los nuevos querrán repetir pronto.