Diario de León | Miércoles, 17 de enero de 2018

CULTURA ■ TEATRO

Cuando un santo ampara la cultura

El Teatro San Francisco cumple tres años en su decidida apuesta por ofrecer una programación de teatro, música y cine variada y de calidad. Esta temporada cuenta con el apoyo del ministerio de Cultura y amplía espectáculos y cursos formativos

13/01/2018

e. gancedo | león

«Es en los Capuchinos». La expresión, tan habitual en León cuando se trata de ubicar el salón de actos del convento, iglesia, escuela y albergue de los Franciscanos, un complejo íntimamente unido a la historia y al alma colectiva de la ciudad, está cambiando progresivamente a «es en el Teatro San Francisco». Porque este nuevo e inquieto espacio cultural, abierto en diciembre de 2014, afronta la semana próxima su nueva temporada con el convencimiento de haberse hecho un hueco en las agendas de los leoneses amantes del teatro, la música, el cine y el humor. Catorce espectáculos de títeres y de teatro familiar con disciplinas como el clown, la narración oral, la danza o las sombras se sumarán a partir del 16 de enero al programa dominical Músicas del mundo, con cuatro propuestas llegadas de los más diversos puntos geográficos; al muy consolidado ciclo de películas en versión original El cine de los Capuchinos —este año con diez proyecciones—, y a cinco propuestas de teatro para adultos que combinan el drama y la comedia y que este año traerá a León a rostros tan conocidos como Miguel Vigil, Félix el Gato, Pilar Machi o Sara Escudero (El club de la comedia, Zapeando). Las novedades proceden este año, sobre todo, del campo de la formación, con dos cursos: uno sobre técnicas de la narración con Maisa Marbán y el otro sobre el trabajo de clown con Maite Guevara.

«La idea de crear un espacio de estas características era un proyecto que desde hace muchos años acariciábamos para León —explica la programadora, Eva García—. Conocíamos proyectos similares en otras ciudades y nos parecía muy interesante poder hacer algo parecido aquí. Después de un tiempo estudiando su viabilidad en disferentes espacios, surgió la posibilidad de implantarlo en el salón de los Capuchinos y hablamos con ellos. Les explicamos nuestro proyecto y decidieron apostar por esta iniciativa».

García recalca que ya desde un principio les pareció «el lugar ideal» porque reunía «casi todas las necesidades que se precisan en cuanto a ubicación e infraestructura, y sobre todo porque se trata de un espacio que en el pasado ha significado mucho para la gente de León, sobre todo por la cantidad de personas que aquí disfrutaron del cine». Y continuó: «Hemos acometido una inversión económica fuerte para dotar al espacio escénico de un equipamiento técnico específico, pues carecía de dicho material, y además generado dos puestos de trabajos». La responsable de la programación también indicó que detrás del proyecto está «un grupo del Centro Dramático leonés, personas vinculadas con el hecho teatral que han aunado esfuerzos para que esto salga adelante».

Teatro familiar, éxito total

Preguntada por las fortalezas y las asignaturas pendientes del proyecto, Eva García explicó que lo que mejor funciona «es la programación de teatro familiar» —los sábados y domingos la sala está llena y es fácil que haya dos o más pases cada día—, pero que los espectáculos destinados a un público adulto «son mucho más difíciles» de completar. Eso sí, reseña que es algo «común a casi todas las ciudades». «Generalmente, cuando hablas con otras salas, en todas ocurre lo mismo, el público adulto se resiste. Y dentro de esa franja, la gente joven son las grandes ausentes».

En cuanto a la nueva temporada del centro, que comienza el martes con la mítica película El chico, de Charles Chaplin, a las 20.30 (entradas, 4 euros), destacó la programadora que cada espectáculo «tiene su interés» e incidió en la calidad y variedad de las propuestas. «Hemos cumplido tres años de vida y el balance es enormemente positivo —reflexionó—. Poco a poco hemos ido creando otro espacio cultural en nuestra ciudad. Y es que de eso se trata, de complementar, de sumar, de que León crezca culturalmente».

Y en torno a la cuestión de si la capital leonesa es una ‘plaza difícil’ para estas propuestas, Eva García afirmó que hoy en día «las artes escénicas y la música lo tienen difícil en cualquier ciudad. Estamos desde hace años viviendo momentos complicados y eso hace que tengamos que seguir reinventándonos, buscando nuevas formas y fórmulas para intentar llegar a la gente». En nombre de un equipo que incluye a Enrique López, Tomás Cabo, David Gutiérrez, Juan Mayoral, Huang Zhen y Javier Cambero, la programadora concluye que lo que ha hecho «realmente viable» este proyecto «es la ilusión y el trabajo personal de cada uno de los que estamos implicados en él. Es decir, que ha sido posible gracias a cuatro pilares: los hermanos Capuchinos, el equipo de trabajo actual, las compañías de teatro que vienen a ofrecer sus propuestas y el público que asiste a cada función».

Apoyados por Caja Rural de León y ahora también por el Ministerio de Cultura gracias a una línea de subvención para salas alternativas o de gestión privada, el equipo mira hacia el horizonte con confianza: «En el futuro intentaremos seguir trabajando con ilusión y cuidando cada detalle, manteniendo lo que hemos logrado y poco a poco ir evolucionando —resumió Eva García—. Queremos estar receptivos, abiertos a todo lo que pasa y siempre con los pies en la tierra. La clave es el trabajo y la ilusión». La programación, completa, puede consultarse en teatrosanfrancisco.wordpress.com.