Diario de León | Miércoles, 25 de abril de 2018

cultura ■ poesía

Mestre dedica el Premio de las Letras a los que resisten

El jurado destaca de forma unánime la condición de «artista polifacético» del poeta leonés y su «obra desbordante».

29/03/2018

verónica viñas | león

El número 13 le ha dado suerte. El poeta villafranquino Juan Carlos Mestre se ha alzado por unanimidad con el Premio de las Letras de Castilla y León por ser un «artista polifacético» y por su «obra desbordante», como ha destacado el jurado del galardón que otorga la Junta y que desde 1984 han recibido otros doce escritores leoneses. El autor de La bicicleta del panadero, que no cree en una poesía sin ideas, acepta «este gesto de cordialidad» hacia su trabajo «con el mismo agradecimiento que siento hacia aquellos con los que he compartido el camino de la vida, mis maestros Antonio Gamoneda y Antonio Pereira» —ambos también Premio de las Letras en 1985 y 1999, respectivamente—.

El autor de Un poema no es una misa cantada dedica el premio «a los débiles y a los humildes, a los que resisten, a los que defienden con dignidad el imperativo histórico de la memoria, a los miles de personas cuyos sueños de libertad y justicia siguen sin tener reparación moral en las cunetas de la patria».

El poeta feliz

Mestre, considerado «un poeta original e imaginativo» por el jurado del Premio de las Letras —integrado por los escritores Ernesto Escapa y Óscar Esquivias, los profesores Enrique Berzal y Nicolás Miñambres, y el director de Castilla y León TV, Carlos Travesí—, confiesa que ha escrito como ha vivido e igual que ha pensado, «en defensa de los derechos civiles y la felicidad».

Autor de «una obra en la que se mezclan con excelencia todos los géneros literarios», en palabras del jurado, reivindica «la desobediencia frente a todas las formas de lo injusto y la resistencia ante un modelo de sociedad que pretende convertir al ciudadano en un cliente».

El autor de La tumba de Keats afirma que «sin humanismo no hay futuro. La cultura, el arte, la poesía, la música son el horizonte más significativo del porvenir. El economicismo y la usura de la sociedad de los mercaderes es el mayor peligro al que se enfrenta el ser contemporáneo. Un pueblo sin identidad cultural es una inminente catástrofe».

El «poeta feliz», como le denomina el jurado, recuerda que «un pueblo sin identidad cultural es una inminente catástrofe. Sólo el respeto a la diversidad, el derecho a estar en desacuerdo y a la diferencia pueden restaurar la esperanza civil de la democracia».

Mestre, que el domingo participó en el Festival de Poesía Contemporánea de Vicenza, expone hasta el 22 de abril en la galería Theartbox de esta ciudad italiana Todo el mundo, una colección de acuarelas y obra sobre papel. Antes de Mestre, en la nómina de 33 escritores que han recibido el Premio de las Letras figuran los leoneses Juan Pedro Aparicio (2012), Andrés Trapiello (2010), José María Merino (2008), Raúl Guerra Garrido (2006), Josefina Aldecoa (2003), Elena Santiago (2002), Eugenio de Nora (2001), Luis Mateo Díez (2000), Antonio Pereira (1999), Antonio Colinas (1998), Victoriano Crémer (1994) y Antonio Gamoneda (1985).