Diario de León | Viernes, 25 de mayo de 2018

BULOS (TAMBIÉN) DE SALUD

No, el mal carácter no es de mujeres inteligentes

Alimentación y cáncer o la combinación de los dos son terrenos abonados para difundir bulos en las redes sociales. Los intereses comerciales o el deseo de dañar al competidor son las causas por las que se propagan falsas noticias. #SaludsinBulos nace para desmontar las mentiras que circulan por las redes, una asociación que cuenta con el asesoramiento de profesionales sanitarios..

16/04/2018

carmen Tapia | león

«Las mujeres con mal carácter son más inteligentes», «para las quemaduras...sal», «los beneficios de la dieta paleolítica», «el caldo a base de verduras que podría hacerte perder hasta 8 kilos en tan solo siete días», «los antigripales que provocan hemorragia cerebral», «pintalabios y cáncer»... son sólo una muestra de noticias que diariamente circulan y se repiten por las redes sociales. Todas son mentira. Uno de cada tres bulos que circulan por internet están relacionados con la salud. «Los titulares que encabezan son de estudios científicos pero mal interpretados. Bucan que abras la noticia y la lea e incluso un ‘me gusta’ fácil que extiende el rumor», explica el coordinador de recién creada asociación #SaludsinBulos, de la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) que cuenta con el asesoramiento de profesionales sanitarios.

Los bulos relacionados con la alimentación y el cáncer son los que más rápido se difunden. Las redes sociales no son una fuente de información fiable. Internet es el campo abonado para la propagación de noticias no contrastadas. Cualquiera puede crear una noticia y lanzarla a las redes. «La mayoría de los bulos son imposibles de detectar. Salvo que haya un famoso que se haga eco y lo repita, los bulos circulan libremente por las redes», asegura Carlos Mateos.

El 60% de los usuarios de internet utilizan la red para consultas de salud. Así lo refleja el último Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (ONTSI). Según este observatorio, uno de cada cinco usuarios realiza estas mismas búsquedas en las redes sociales. El asesoramiento online ha crecido 22 puntos en los últimos cinco años ya que en el año 2011 el 38% de los usuarios recurrían a internet para encontrar soluciones a sus problemas de salud.

Carlos Mateos señala a los intereses comerciales o el interés por dañar a un competidor como las causas más habituales por las que se lanzan informaciones en internet que no cuentan con un aval contrastado o de médicos especialistas. «Otras veces no encontramos una explicación razonada a la propagación de un bulo, simplemente se trata de gente mal informada que la cuelga en las redes sin ningún contraste y los seguidores se dedican a difundirla».

Carlos Mateo está al frente de una agencia de comunicación y con el apoyo de periodistas o informadores de noticias de salud y el asesoramiento de especialistas médicos, se dedican a desmontar las noticias falsas y los rumores que circulan por internet.

Una de esas colaboradoras es la farmacéutica vallisoletana Gemma del Caño. «El objetivo de #SaludsinBulos es crear un observatorio porque cada vez hay más noticias falsas que son peligrosas para la salud y pueden crear alarma social. Nuestro trabajo consiste en detectar esos bulos y contrastarlos con los profesionales para ofrecer una información veraz. En la página web tenemos todas las explicaciones a los bulos, sobre si tienen parte de verdad o no porque son noticias que se difunden rápidamente por internet. Contamos cuál es la realidad».

Según algunas publicaciones de internet, «las mujeres con mal carácter son más inteligentes». Éste es el último bulo desmontado por la asociación. ¿De dónde procede esta información?. «La noticia surge del estudio http://www.salud180.com/salud-dia-dia/mujeres-con-mal-caracter-son-mas-inteligentes. Es una revisión bibliográfica de varios estudios, en la que se determina que existen beneficios en pensar negativamente tales como mejorar la memoria, reducir errores en los juicios, mejorar la motivación… dando como resultado unas estrategias interpersonales más adecuadas y un pensamiento estratégico más focalizado». El titular de la noticia no corresponde con la realidad del estudio y la página web de la asociación explica por qué. «El titular da lugar a pensar que las mujeres con mal carácter son más inteligentes que las mujeres con un carácter más sosegado. Éste es un pensamiento erróneo ya que no existen datos que relacionen directamente la inteligencia con el temperamento de una persona».

Los bulos de salud se han multiplicado en internet debido a las redes sociales y las apps de mensajería instantánea. Así lo destacan los especialistas que participaron en el XIV Congreso de la Asociación de Nacional de Informadores de Salud (ANIS) que se se celebró el fin de semana pasado en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

Las vacunas producen autismo, las patatas fritas de una famosa cadena de comida rápida que curan la calvicie son sólo dos ejemplos de las informaciones falsas que circulan y se propagan rápidamente por las redes sociales. Precisamente para denunciar y desmontar los bulos y las falsas noticias de salud que circulan por internet, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea, esta asociación ha puesto en marcha la plataforma #SaludSinBulos (www.saludsinbulos.com).

«Los bulos relacionados con noticias de salud son muy complicados de desmontar», asegura la farmacéutica Gemma del Caño, que pide la colaboración de todos para poder desactivar las noticias falsas «haciendo un articulado veraz con el asesoramiento de los profesionales sanitarios especializados».