Diario de León | Domingo, 23 de julio de 2017

El próximo junio se soltarán los primeros quebrantahuesos en Picos

M. A. Pérez - león M. A. Pérez 11/01/2007

Tras la reunión celebrada el pasado mes de noviembre entre la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, los gobiernos autónomos de Asturias, Cantabria, Castilla y León y Aragón, y la dirección de los parques nacionales de Picos de Europa y Ordesa, el próximo mes de junio se procederá a la suelta de los primeros ejemplares de quebrantahuesos en Picos de Europa. El objetivo es recuperar en este espacio natural una especie en extinción, cuya reintroducción es fundamental para el mantenimiento del ecosistema. La liberación de las aves se producirá probablemente en la vertiente asturiana de Picos de Europa porque, aunque en las tres autonomías hay lugares óptimos, en la asturiana las condiciones medioambientales son mejores. Según se indica desde la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, está previsto que en los primeros meses de este año el grupo de montaña de la Guardia Civil se encargue de vigilar los nidos no viables de Pirineos, se localicen las puestas y se rescaten los huevos. La crianza se realizará con técnicas de aislamiento del ser humano y cuando los pollos tengan tres meses serán trasladados a Picos para que se aclimaten durante otro mes más, en paredes rocosas en las que haya cuevas, bajo la vigilancia de investigadores que habrán instalado previamente cámaras de vídeo. Al cabo de los cuatro meses, los ejemplares pesarán unos cinco kilos y tendrán una envergadura aproximada de 2,8 metros. A partir de este momento comienza la fase crítica y si superan el primer invierno las posibilidades de supervivencia serán altas. La reintroducción será considerada un éxito cuando empiecen a reproducirse, para lo que habrá que esperar unos diez años, edad a la que alcanzan la madurez sexual. Por eso, recomiendan hacer sueltas cada año porque se trata de recuperar la especie desde una ausencia absoluta. En la actualidad el hábitat del quebrantahuesos se reduce a los Pirineos y de las poco más de 110 parejas reproductoras censadas en Europa, el 90% se concentran en la vertiente española de la cordillera pirenaica. Hasta la década de 1950 la especie nidificó en la zona de Picos de Europa-Riaño-Fuentes Carrionas, siendo frecuente su observación en el noroeste de León y norte de Burgos y Palencia. Muchos expertos creen que, aunque de forma esporádica, el quebrantahuesos no abandonó nunca Picos de Europa.