Diario de León | Domingo, 23 de julio de 2017

Pobres... y tontos

14/07/2010

Contracorriente miguel paz cabanas

El Instituto Nacional de Calidad y Evaluación sitúa a nuestra Comunidad por encima de la media española en parámetros educativos como comprensión lectora, gramática o matemáticas, lo que podría interpretarse como una excelente noticia, salvo que nos viniera a la memoria el dicho ese de que en el país de los ciegos, el tuerto es el rey. De momento, y a pesar de las soflamas de nuestros políticos, la educación no parece que se vaya a salvar de los recortes presupuestarios, y a los centros ha llegado el mensaje de que para el próximo ejercicio «no hay un duro» y que el recurso de los interinos va a ser escaso y excepcional. Si a eso añadimos el descrédito sangrante al que se ha sometido a los funcionarios bajándoles el sueldo al margen de su rendimiento o profesionalidad (es decir, siguiendo el criterio de «leña al mono», que los leones financieros se nos meriendan) y la ratio desorbitada de alumnos que sigue existiendo en nuestro país (veinticinco chavales por aula: es sonrojante a estas alturas del siglo XXI), todo da la impresión de que va a empobrecerse y empeorar, o en el mejor de los casos, seguir en índices de fracaso escolar calamitosos. Hasta los mismos necios que el sistema vomita una y otra vez a la calle saben que la educación es la base del futuro y sin embargo nunca hemos gozado de políticos (de sendos bandos) capaces de mirar más allá de sus intereses a corto plazo, como si esto de la formación del país fuese algo que se consiguiese por ciencia infusa, o acaso porque piensen, en el colmo del cinismo, que sus hijos la tienen garantizada en colegios elitistas que les pagamos entre el resto de los españoles. Curiosa, por cierto, esa tendencia de mucho marxista de salón de tener a sus retoños en colegios de pago. Entre tanto, que lo sepan ustedes, los mejores licenciados se marchan a cientos de España. Dentro de nada, sólo quedamos los tontos.