Diario de León | Jueves, 26 de abril de 2018

rabanal del camino

La Junta investiga las deficiencias en la obra de mejora de la ermita del Cristo

Fomento no aclara si también estudiará cuál puede haber sido el destino del coro

maite almanza | astorga maite almanza | astorga 10/03/2011

El servicio territorial de Fomento de la Junta de Castilla y León en León investigará las carencias en los trabajos de restauración de la ermita del Bendito Cristo de la Vera Cruz de Rabanal del Camino denunciadas por la asociación de amigos de la localidad. Así lo aseguró ayer el gabinete de prensa de la delegación, que no pudo precisar si estas pesquisas afectarán también al coro de la iglesia, del siglo XVIII, que ha desaparecido del templo según la entidad.

La asociación denunció que la ermita presenta humedades internas en su pared izquierda vista desde la parte trasera del edificio y que el cemento del campanario se está resquebrajando. La Junta aprobó en el 2007 un proyecto de restauración de este templo por importe de 151.236 euros orientado a eliminar humedades de la sacristía y otros puntos del edificio y a sustituir la cubierta, según el presidente de la asociación, Agustín Rodríguez. El proyecto contemplaba también la recuperación del coro y la instalación de vidrieras de color en las ventanas. Rodríguez precisó que el coro ha desaparecido y la asociación desconoce su actual ubicación, y que las ventanas han sido dotadas de cristales blancos convencionales. Los trabajos de mejora de la ermita fueron entregados en septiembre del 2009 al propietario del edificio, el Obispado de Astorga, indicó también el presidente.

Mientras tanto, la delegación territorial de la Junta en León indicó que la obra aún sigue en periodo de garantía, con lo que sería posible cualquier rectificación y actuación si se consideran necesarias. El servicio de Fomento, que recibió hace pocos días un escrito de la asociación en la que ésta le comunicaba la situación, se encuentra ya evaluándolo, según las mismas fuentes.

La ermita del Bendito Cristo ha sido considerada en ocasiones como el centro de devoción de Rabanal, pese a que su ornamento es más pobre que el de la dedicada a san José, en la misma localidad. Continuadora de una primitiva ermita ubicada en el Camino de Santiago, se convirtió en un templo en forma de cruz latina en el siglo XVIII, gracias a una donación realizada por el matrimonio que formaban Santiago de Castro Alonso y Ana Ferrer. Consta de una cúpula en forma de media naranja y bóveda de cañón con lunetos.