Diario de León | Lunes, 20 de noviembre de 2017

Esculturas anquilosadas

El ambicioso proyecto de crear un gran parque escultórico en el monte San Isidro se encuentra paralizado por falta de fondos, tal y como se admite desde la Diputación

e. gancedo | león e. gancedo | león 11/03/2011

Apenas ha pasado de su primera fase. El proyecto de crear en el monte San Isidro un parque artístico con obras de algunos de los más destacados escultores leoneses se dio a conocer en su momento como un proyecto de largo alcance que pretendía aunar naturaleza y arte, poniendo a disposición de los leoneses un amplio itinerario jalonado por obras de gran tamaño cobijadas entre los robles.

Así, el sello -˜parque escultórico del monte San Isidro-™ fue creado en el año 2006 a partir de un presupuesto de 13.850 euros. El por entonces presidente de la Diputación, Javier García-Prieto, insistía el día de su presentación en que, con este proyecto, «la Diputación de León pretende que un espacio natural de calidad sirva de escenario para una exhibición cultural abierta al público, que irá creciendo con el tiempo». Pero el hecho es que no ha crecido. En un principio se instalaron cuatro esculturas a las que poco después se sumó otra más, cerrándose hasta ahora la lista de obras de arte contempladas por los ciudadanos que acuden a este gran pulmón natural de la ciudad, propiedad de la Diputación leonesa.

Además, durante su presentación se explicó que la exposición permanente de esculturas se complementaría «con talleres didácticos, visitas guiadas, exposiciones temporales de escultura al aire libre, talleres de formación con artistas y una página web del nuevo parque escultórico», cosas que tampoco se han hecho realidad o no se han llevado a cabo con la amplitud anunciada. Y es que en aquel acto de presentación de hace cinco años se incidió en el hecho de que el número de obras presentes en el parque se iría «ampliando progresivamente con otras piezas procedentes de los fondos de la entidad provincial».

Sin presupuesto. «Cuando haya dinero, continuaremos con el proyecto colocando más instalaciones», han explicado fuentes del Instituto Leonés de Cultura, organismo dependiente de la Diputación, las mismas que han admitido la «situación complicada» que también para la cultura se vive en estos momentos. Obras que ya sean «propiedad del ILC» o «donaciones» tendrán cabida en el parque «en cuanto sea posible», transmitieron. Así, las piezas que en estos momentos pueden contemplarse son Asterión , de Juan Carlos Uriarte, a la que luego se unió, del mismo autor, la Gárgola que mira al sur ; Desencuentro , de José Luis Casas; Trinitas Aequalis , de Juan Villoria, y Maternidad , de Castorina. La idea, en principio, era hacer realidad un parque similar a los asturianos de Candás o Avilés, que son visitados por cientos de personas.